Siluetas enmascaradas IX

No puedo asimilar la intimidad de tu belleza, la pausa de tu cabello que se mece insinuante, que me atrapa en su misterio; como un óleo de celestes impresiones doradas me invitas, enamorada, a la deriva de los deseos. Tu beso frondoso disipa las tinieblas de mi espíritu, tu boca me desmaya en la eternidad […]

Leer más