Archivo por meses: octubre 2010

¿Os conté que Celia y yo nos casamos el 24 de septiembre?

 ¿Os acordáis de esta entrada publicada el 6 de julio? Se titulaba SI NOS DEJAN… Pues sí, nos dejaron. Todo sucedió de forma tan rápida como imprevista. El juez nos dio fecha para febrero de 2011… Pero un servidor llevaba una carta escondida, no debajo de la mesa, sino en forma de reservorio por donde me administraron la quimioterapia ese mes de septiembre: –”Señor juez, verá usted: Resulta que en estos momentos me hallo luchando contra una enfermedad innombrable y… El caso es que… No puedo garantizar mi presencia de aquí a febrero. ¿Quién sabe? Igual ni llego…”– Celia no sabía dónde esconder la cara ante mi teatralizada y del todo exagerada exposición de motivos. El juez me miró — en ese momento me subí la camisa y le enseñé el aparatoso reservorio — y nos dijo: –”¡Pero, hombre, esas cosas se dicen antes…! Veamos… Hoy estamos a miércoles… ¿Podrían venir el viernes a las doce? Tengo un hueco reservado en esa fecha”– Dicho y hecho. Celia y yo nos presentamos en los juzgados de la Calle Pradillo el viernes a las doce y nos casamos. Ahora que me han reparado de nuevo el ordenador os puedo ofrecer las pruebas. Fue una ceremonia íntima con sólo la presencia de Jorge y Guillermo como testigos. Pero lo más importante es que Celia y yo entramos como novios aquella mañana y salimos como marido y mujer. Sí, al final nos dejaron casarnos…

A la salida del portal de nuestra vivienda

Esperando nuestro turno en los Juzgados. Obsérvese la cara de póker que tengo…

 Y ya felizmente casados en la sala del juzgado. En mi rostro se aprecian ciertas secuelas como consecuencia de los extraños batidos que me administraron los días previos

Y lo mejor llegó el lunes siguiente, cuando la oncóloga me dijo que ya no tendría que acudir a diario tres horas y media al hospital para administrarme la dosis de quimio. A partir de entonces me la aplico yo mismo en la barriga con una plumilla en un proceso que no dura más de un minuto. Ese fue nuestro mejor regalo de bodas.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Share and Enjoy

Giovanni Gabrieli: O Magnum Mysterium

 En el enlace al vídeo que hoy os dejo podemos escuchar el innovador motete O Magnum Mysterium del compositor italiano Giovanni Gabrieli. La versión del vídeo, pese a que en el mismo no se indica nada, es debida al Gregg Smith Singers, Texas Boys Choir, Edward Tarr Brass Ensemble y Edward Power Biggs al órgano, todos ellos dirigidos por Vittorio Negri. La grabación se encuentra disponible en el sello SONY (Ref 78762). Es realmente estupendo este motete, una de las mejores piezas musicales no ya solo de Giovanni Gabrieli, sino de toda la música del último Renacimiento. El coro a ocho voces está dividido en voces altas y bajas, siendo la apertura bastante original por utilizar una ambigua armonía que oscila entre el modo mayor y menor. El cambio entre las diferentes áreas tonales otorga una mayor importancia al texto, centrado en el milagro del nacimiento de Cristo. La pieza va discurriendo a un ritmo constante a lo largo del texto, con distintas combinaciones de voces que van repitiendo las frases. Los dos coros empleados para la ejecución cantan a la manera de antífona al son de las palabras Beata virgo. Le sigue un Aleluya con el uso de cori spezzati – coro dividido — que otorga un animado triple ritmo. Es un motete que fue muy interpretado durante la Navidad y sobre un texto que fue adaptado por otros compositores, caso de Tomás Luis de Victoria. La obra es verdaderamente genial y uno no puede evitar volver a escucharla tras una primera audición.

 La peculiar configuración arquitectónica de la Catedral de San Marcos de Venecia ha alimentado la fascinación por los ya aludidos cori spezzati. Ello provoca que puedan ofrecerse numerosas localizaciones dentro del templo en donde colocar pequeños coros: Alrededor del altar, sobre las elevadas galerías e incluso en los enormes púlpitos alzados. Las distintas generaciones de músicos venecianos cultivaron música que explota los contrastes entre los distintos grupos antifonales. Todo ello culminó con los espléndidos motetes a varias voces compuestos por Andrea Gabrieli (1532-1585) y su sobrino Giovanni, excepcionales piezas que, en cierta medida, anticipan ya el cambio hacia el primer Barroco. No es así de extrañar que Giovanni Gabrieli fuese uno de los primeros compositores en señalar indicaciones dinámicas en la partitura, aunque en realidad dicha práctica fuese ya muy anterior.

 Giovanni Gabrieli nació posiblemente en el año 1554 en la ciudad de Venecia y al parecer fue educado por su tío Andrea antes de viajar a Munich en 1575 con vistas a tomar lecciones del gran Orlando di Lasso y trabajar en la corte de Alberto V de Baviera. Ya de vuelta en Venecia fue contratado como organista y profesor de música primeramente para luego, en el año 1585, ganar el concurso que le situó como organista principal en San Marcos. Dos años más tarde compuso el motete que hoy comentamos. Durante la década de los años noventa publica sus obras más célebres, como las Sacra symphoniae, la Symphoniae sacre y las Canzoni et sonate, esta última producción publicada de manera póstuma en 1615. Todas estas obras incluían piezas para entre 6 y 19 voces distintas. El compositor falleció en Venecia el 12 de agosto de 1612 como consecuencia de una complicación renal.

 Giovanni Gabrieli fue especialmente apreciado por sus habilidades técnicas, especialmente al teclado, que incluían tocatas para ser improvisadas y ricercari mucho más estructurados de los que hasta entonces se habían escrito. La gran parte de su música sacra fue escrita en estilo de coral múltiple para ser interpretada en San Marcos de Venecia y ofrece una gran variedad de texturas y efectos acústicos. Gabrieli fue sucedido en San Marcos por Claudio Monteverdi, cuya reputación superó a la de su antecesor. Sin embargo, la música innovadora de Giovanni Gabrieli, tanto a nivel instrumental como coral, llegó a ser muy popular entre los compositores alemanes — tuvo como alumno a Heinrich Schütz – y adquirió una renovada relevancia con los primeros historiadores de música surgidos en Alemania en el siglo XIX. Sirva desde aquí nuestro humilde homenaje a tan innovador y estupendo compositor.

El próximo lunes día 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, nos tomaremos un descanso. Volveremos el martes

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Share and Enjoy

En caída libre

 

Muchas veces hemos tratado el tema de la degradación de nuestra clase política y la necesidad de su regeneración en personas que no solo dignifiquen su función sino también que puedan ser referentes por su conducta para nuestra juventud. Y ya no es el caso de determinados individuos o determinada fracción política, sino que todos están inmersos en una decadencia que más que preocupar alarma.

De lo políticamente correcto hemos desembocado en el vale todo de la verborragia, la calumnia, lo soez y lo hiriente. Las declaraciones del alcalde de Valladolid refiriéndose a la flamante Ministra de Sanidad Leire Pajín rayan lo incalificable. El Partido Popular no ha hecho ninguna declaración de repudio en boca de sus representantes de mayor nivel, cosa por demás deseable.

En oportunidad de la inauguración de  Festival de Cine de Valladolid, la Ministra de Cultura González Sinde optó por no saludar en público al alcalde en señal de repudio por sus declaraciones, sin entender que por encima de su sentimiento estaba su investidura, el acto y el ámbito en que se desempeñaba. Acto seguido el Ministro de Infraestructura Blanco se refirió al silencio de Mariano Rajoy como que se le ve “el plumero”.

Luego las disculpas, donde dije digo, las aclaraciones sobre el contexto, la intencionalidad o no de las palabras, las segundas lecturas y muchos etcéteras. Pero el daño esta hecho, la suspicacia instalada, la duda recorre los telediarios y se instala en la sociedad (nosotros) que a pesar de ser ajenos a la disputa tomamos posición defendemos lo indefendible y hasta festejamos por simple afinidad de colores como si fuere una disputa deportiva. No, ¡Está mal! Debemos desmarcarnos y decir abiertamente que no nos representan y si, no queda otro camino, castigarlos con el voto en blanco en las próximas elecciones.

¿A dónde hemos llegado? ¿Es que en política todo vale, no hay códigos de convivencia, no hay comités de disciplina en los partidos políticos que actúen en estos casos? La política está siendo el fiel reflejo de lo que como sociedad estamos construyendo/destruyendo, que es un conjunto de valores que permanentemente deben estar presentes aun en los actos más nimios. Es decir el respeto por el prójimo.

Temo por el próximo episodio de esta guerra verbal que parece no tener fin. Si consideramos que todavía falta un año y medio largo para las presidenciales estoy tentado a irme hasta que todo pase. Lejos han quedado los tiempos en donde desde el disenso se cuestionaban las ideas, los proyectos y las acciones. ¿Qué es peor? ¿La corrupción o la decadencia moral? ¿Qué es peor? ¿El chorizo o quién denigra a su oponente con descalificaciones barriobajeras dignas del inculto/analfabeto?

Cierro el comentario con una frase de Perón que, aun cuando no comulgaba con su pensamiento, debo reconocer que encerraba una gran verdad:

PRIMERO LA PATRIA, LUEGO EL MOVIMIENTO (el partido político) Y POR ÚLTIMO LOS HOMBRES.

Un abrazo

THENIGER

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Share and Enjoy