Todo llega y culminamos hoy por fin la cuarta temporada de BLUES. Voy a ser sincero: Para esta fecha tenía pensado colocar otro cartel con un lacónico THE END, ya que consideraba que este bar virtual de copas musicales había cumplido todos sus objetivos. Sin embargo, conforme fui adentrándome en la sección de ESCUELA DE DIRECCIÓN ORQUESTAL, abierta hace más de dos años con una entrega dedicada a Arturo Toscanini, me sentí del todo inconformista debido a las muchas ausencias que presumiblemente se iban a quedar fuera de esta sección. Fue entonces cuando pensé que podríamos ampliar el contenido de esta casa una temporada más con un carácter casi exclusivo dedicado a los grandes maestros de la dirección orquestal. Y eso es precisamente lo que vamos a hacer de cara a la quinta y próxima temporada a partir de octubre. Vamos a complementar esta sección — donde ya han sido publicadas las entradas correspondientes a Kurt Herbert ADLER, Odón ALONSO, Ernest ANSERMET, Ataúlfo ARGENTA, Sir John BARBIROLLI, Daniel BARENBOIM, Rudolf BARSHAI, Sir Thomas BEECHAM, Leonard BERNSTEIN, Artur BODANSKY, Karl BÖHM, Sir Adrian BOULT, Sergiu CELIBIDACHE, Fausto CLEVA, Roger DÉSORMIÈRE, Karl ELMENDORFF, Ferenc FRICSAY, Wilhelm FURTWÄNGLER, Alfred HERTZ, Wilhelm JAHN, Erich KLEIBER, Otto KLEMPERER, Sergei KOUSSEVITZKI, Hermann LEVI, Sir Charles MACKERRAS, Willem MENGELBERG, Dimitri MITROPOULOS, Pierre MONTEUX, Felix MOTTL, Evgeni MRAVINSKI, Arthur NIKISCH, Roger NORRINGTON, Eugene ORMANDY, Paul PARAY, Eve QUELER, Fritz REINER, Hans RICHTER, Manuel ROSENTHAL, Jordi SAVALL, Franz SCHALK, Tullio SERAFIN, Fritz STIEDRY, Leopold STOKOWSKI, George SZELL, Arturo TOSCANINI, Hans VON BÜLOW, Herbert VON KARAJAN y Bruno WALTER — con un extenso recorrido por otros maestros que irán apareciendo por orden cronológico atendiendo a su fecha de nacimiento. De esta forma, esta categoría de ESCUELA DE DIRECCIÓN ORQUESTAL se va a convertir en toda una referencia en español en la red sobre la vida y obra de los grandes maestros de la batuta, un completo archivo que incluso no descarto que vayamos ampliando con nuevas entradas sin periodicidad fija a lo largo de posteriores temporadas. Pero, de momento, para la quinta temporada de BLUES que se iniciará Dios mediante el próximo domingo 2 de octubre, tenemos ya configurado un fondo de más de 150 nuevos nombres (Abbado, Solti, Scherchen, Knappertsbusch, etc…).

 Dado el ingente trabajo que me está suponiendo la recopilación documental y los distintos enlaces a YouTube de todo este grueso material, esta nueva temporada publicaremos sólo en días alternos, esto es, lunes, miércoles y viernes, dejando los domingos reservados a esa otra categoría que tanta aceptación tiene entre todos vosotros, GUIÑOS MUSICALES. De esta forma esta sección retorna de nuevo a los domingos tras una temporada anterior en donde vio la luz los viernes. Y así, estas dos categorías centralizarán en exclusiva el contenido de este bar virtual de copas de cara a la próxima temporada. Por supuesto, siempre tendremos disponible la sección de ACTUALIDAD en caso de que se produzca alguna noticia de interés a lo largo de la temporada y que sea merecedora de ocupar un hueco en nuestras vitrinas.

 ¿Y qué ocurrirá cuando culminemos esta nueva y quinta temporada en agosto de 2012? Pues entonces casi os puedo adelantar que este bar cerrará definitivamente sus puertas aunque no descarto seguir alimentándolo al menos una vez por semana con nuevas entradas sobre ESCUELA DE DIRECCIÓN ORQUESTAL. (No os podéis haceros una idea sobre lo que me ha venido ocurriendo a la hora de recopilar los nombres de los distintos directores que verán la luz a partir de octubre. Cuando ya tenía la lista cerrada con aproximadamente unos 150 nuevos nombres, me surgieron paulatinamente tantos y tantos nuevos nombres que he decidido archivarlos de cara a una hipotética continuidad que de momento no entra en mis planes). De todas formas, creo que estoy adelantando mucho los acontecimientos ya que nos queda aún un largo recorrido a partir de octubre. Ese siempre ha sido uno de mis mayores defectos, he de reconocerlo.

 Desde tiempos inmemoriales, siempre he decidido tomar mis vacaciones en el mes de septiembre (como los ricos, según dicen por ahí, aunque yo debo ser la excepción) aunque de unos años a esta parte puede afirmarse que estoy de vacaciones perpetuas. Sea como fuere, en septiembre me gusta disfrutar de la Costa del Sol malacitana aunque para mí eso del sol se acabó para siempre debido al jodido melanoma. Anteriormente nos íbamos hasta nuestro apartamento de La Carihuela en Torremolinos, Málaga, hasta que hace dos veranos decidimos permutarlo por otra casita en una zona mucho más tranquila en Torremuelle, al final de Benalmádena y próximo ya a Fuengirola (nuestra querida Walkiria, Zarza, conoce a la perfección esa zona). El año pasado mi presencia en esa acogedora estancia se vio frustrada por esta dichosa enfermedad, por lo que tuve que cambiar los soleados y refrescantes aires de Benalmádena por otra estancia menos atractiva — aunque mucho más fría — en la sala de quimioterapia del Hospital de la Princesa de Madrid. Todo el mes de septiembre tuve que soportar sesiones diarias, excepto sábados y domingos, de más de cuatro horas de duración. Esas fueron mis vacaciones. Luego ha venido un largo periplo de un año aplicándome yo mismo la quimio merced a unas inyecciones de INTERFERÓN que, entre otras cosas, me han provocado la pérdida de más de 25 kilos de peso, mareos, vómitos y desequilibrios generales aparte. El día 22 de agosto acabo por fin el tratamiento y la doctora Ana Isabel Ballesteros, la oncóloga que lleva mi caso, está del todo satisfecha por la evolución de la enfermedad. Es más, está sorprendida de ver la evolución tan positiva que he tenido dada la extrema gravedad de mi cuadro clínico. Aprovecho para decir que siempre me he sentido en buenas manos y que agradezco la enorme profesionalidad de esta doctora y del doctor Maximiliano Aragües, jefe de la Unidad del Melanoma del Hospital de la Princesa de Madrid. Estos facultativos son un lujo para la Sanidad Pública de España, unos excelentes profesionales con los que en todo momento me he sentido protegido e inmejorablemente tratado. No quisiera también dejar de recordar a las enfermeras Pilar y Leticia, del Hospital de Día de La Princesa, cuyo cariño y extrema amabilidad resultaron imprescindibles para poder soportar aquellas interminables sesiones de quimioterapia presencial. Y este agradecimiento va extendido a la totalidad del personal del Hospital Universitario de la Princesa de Madrid. Así da gusto estar enfermo.

 Como os decía, el próximo 22 de agosto acabo el tratamiento aunque, obviamente, tendré que someterme a diversos controles por un espacio de casi cinco años. Pero lo importante es que todo parece indicar que he conseguido superar una enfermedad que se complicó hasta extremos realmente preocupantes cuando, tras la primera de las intervenciones quirúrgicas a la que fui sometido, se detectó que algunos ganglios linfáticos estaban contaminados. Afortunadamente, la linfadenectomía a la que fui sometido en una nueva operación quirúrgica confirmó que la enfermedad fue atajada justo a tiempo. Dicha contaminación inicial, la resultante según los resultados del procedimiento conocido como ganglio centinela, no había aún afectado al resto de ganglios aunque ya había tomado dicha intersección. Creo que fue un caso de verdadera suerte. De haber estado contaminado algún ganglio de los extirpados en la linfadenectomía — unos 17 que me quitaron — la posibilidad de una posterior metástasis multiorgánica hubiera sido más que probable y ello, traducido en cristiano, significaría que en dos años, como muy tarde, hubiera pasado a formar parte como nuevo vecino del barrio de los callados. Pero, en fin, parece que las cosas discurren por buen camino y que el máximo peligro se ha disipado. Por eso mismo, tengo unas ganas tremendas de que llegue ese día 22 de agosto, fecha del final del tratamiento, y de mi partida en breve a Málaga. Este año me tomaré la venganza por la ausencia del anterior. Con todo, mi maltrecho organismo me impide cualquier exceso de tipo gastronómico, espirituoso, físico e incluso decididamente conyugal. Me da igual. Con poderme tomarme un chupito de whisky por las tardes sentado en mi terraza con vistas al mar me conformo. Celia dice que lo de lo conyugal, a ojos vista, no parece tener remedio a corto plazo. De un tiempo a esta parte, siempre que entro en el cuarto de baño para aliviar mi vejiga urinaria, Celia me pone en las manos las gafas para ver de cerca… No sé, pero noto cierta ironía en este comportamiento… ¡Mientras que no la de por facilitarme unos prismáticos!

 Bueno, que ya me estoy poniendo pesado. Desde este mismo instante, nuestro Generalmusikdirektor Iván Paixao estará al frente del bar vigilando que todo permanezca en orden durante mi ausencia. Finalmente, el Consejo de Administración de BLUES, reunido en sesión ordinaria de fin de temporada, acuerda confirmar en sus cargos a todos los miembros de la Mesa Redonda de BLUES:

AMALIA: Madrina de Honor de BLUES

MARIAN: Musa Oficial de BLUES

ÁNGEL GUIRAO: Kapellmeister de BLUES

FRANK AR: Caballero de la Orden Albiceleste con tres estrellas laureadas de BLUES

ROSA TRECEÑO: Embajadora Tangerina de BLUES

IVÁN PAIXAO: Caballero de la Orden Teutónica de BLUES con una estrella laureada, Consultor Principal para asuntos relacionados con Herbert von Karajan y Generalmusikdirektor de BLUES

JOAQUÍN (QUINOFF): Consultor y Maestro Fonográfico de BLUES

HUGO: Embajador Cultural Argentino de BLUES

ELGATOSIERRA: Asesor Filosófico-Musical de BLUES

OTTO CÁZARES: Comendador de las Artes y las Letras Centroamericanas de BLUES

MIGUEL ARTERO: Embajador de la Noble y Bella Tierra Murciana de BLUES

FEDERICO: Jefe de Mantenimiento Técnico de BLUES

ZARZA: Walkiria de BLUES

Y acuerda proponer y nombrar a todos los efectos, salvo renuncia expresa del interesado, a JEAN FRANÇOIS MOUNIELOU como Chantre (Maestro de Coro) de BLUES. Os tengo que decir que tras la triste retirada del inolvidable y siempre recordado Thenigger, el cargo de JEFE DE OPINIÓN de BLUES queda ausente hasta un nuevo nombramiento.

¡Os deseo un feliz verano!

Nos vemos en BLUES el próximo día 2 de octubre