La Academy of the Ancient Music es una de las instituciones con más prestigio artístico de toda Inglaterra. En sus más remotos orígenes, la Academy fue creada en 1726 en Londres con el objeto de dar a conocer la música antigua, esto es, la obra compuesta al menos un siglo antes. Johann Christoph Pepusch, Benjamin Cooke y Samuel Arnold fueron los directores musicales de una institución que finalmente cayó en el olvido a partir de los comienzos del siglo XIX. Casi 175 años después un joven director británico, Christopher Hogwood, se encargó de resucitar la antigua institución creando una formación orquestal especializada en la música de los períodos barroco y clásico y ejecutada con instrumentos originales. Con sede en la Universidad de Cambridge, la Academy fue la primera formación del mundo en registrar la obra sinfónica de Mozart con instrumentos originales. Desde entonces, su prestigio internacional ha sido inmenso y la orquesta ha visitado las principales salas de conciertos del mundo obteniendo las máximas alabanzas de crítica y público. Tras la renuncia de Hogwood en 2006, luego de treinta y tres años de permanencia como director titular, la formación ha entrado en un nuevo período que, a buen seguro, resultará tan brillante como el precedente.

Christopher Jarvis Haley Hogwood nació el 10 de septiembre de 1941 en Nottingham, Inglaterra, y en un principio cursó estudios de literatura clásica en el Pembroke College de Cambridge, institución en la que también se formó musicalmente bajo la tutela de Raymond Leppard y Thurston Dart. Más adelante, Hogwood se especializó en el clavicémbalo con los maestros Rafael Puyana y Gustav Leonhardt, ampliando su formación en Praga gracias a una beca concedida por el Consejo Escolar Británico. Tras regresar de Checoslovaquia en 1967, Hogwood fundó el Early Music Consort junto con David Munrow, un conjunto especializado en la música medieval y renacentista que se disolvió en 1976 a causa del fallecimiento de Munrow. Ya en 1973, Hogwood creó la Academy of the Ancient Music, un conjunto con el que se especializó en la interpretación de obras del repertorio barroco y clásico ejecutadas con instrumentos de la época. Hogwood permaneció al frente de este conjunto nada menos que 33 años, hasta 2006, cuando fue relevado del mismo por Richard Egarr, pasando desde entonces a ocupar el honorífico cargo de director emérito. Durante esta larga trayectoria, la Academy of the Ancient Music se consagró como uno de los mejores conjuntos de cámara del mundo y su producción discográfica ha sido inmensa.

A partir de 1981, Hogwood alternó su cargo como director de la Academy con su presencia habitual en los EEUU. Allí sirvió como director de la Sociedad Haendel y Haydn de Boston entre 1986 y 2001, ejerciendo además como director musical de la St. Paul Chamber Orchestra de Minnesota entre 1988 y 1992. Por otra parte, Hogwood dirigió con regularidad a las principales formaciones sinfónicas estadounidenses y realizó su debut operístico en 1983 en Missouri. Desde ese momento, la ópera se convirtió en un eje fundamental de su trayectoria artística y, de esta manera, Hogwood ha dirigido en los principales coliseos operísticos de Europa, destacando su estrecha colaboración con el Covent Garden londinense. Director del Festival Mozart de Londres entre 1983 y 1985, Hogwood también se ha mostrado del todo comprometido con la docencia y en consecuencia ha ejercido como profesor en la Royal Academy of Music de Londres y en la Universidad de Cambridge. Desde 2010, Hogwood es profesor de música en el Gresham College de Londres. Autor de numerosos escritos, especialmente sobre la obra de Haendel, Hogwood es Comandante de la Orden del Imperio Británico.

Considerado por ciertos sectores de la crítica como el Herbert von Karajan de la música antigua, Christopher Hogwood es universalmente reconocido como uno de los mayores exponentes de la interpretación musical basada en criterios historicistas. Su nombre es sinónimo de calidad, excelencia y rigor musical, aunque Hogwood insiste de un tiempo a esta parte en que sus lecturas son más bien auténticas que estrictamente históricas. “Hace tres siglos se denominaba música antigua a las partituras escritas 20 años antes, ahora se llama música antigua a la que tiene 300 años. El término antiguo es relativo y por ello creo que es mejor no utilizarlo”. Concienzudo y riguroso con su trabajo, Hogwood es un director polifacético que compagina la interpretación de los grandes autores del siglo XVIII con la música del siglo XX y la ópera. Su extensísima producción discográfica con la Academy forma parte por derecho propio de lo más selecto de la historia de la fonografía y raras son las lecturas que no provocan el unánime y positivo consenso de la crítica especializada. Hombre de trato cordial aunque reservado, Hogwood se presentó en 1986 en el Teatro Real de Madrid al frente de la Academy of the Anciente Music en un memorable concierto basado en Mozart — Concierto para clarinete y Requiem — que supuso una de las mayores cumbres artísticas ofrecidas en dicho escenario a lo largo de toda su historia.

De entre la producción discográfica debida a Christopher Hogwood podemos mencionar las siguientes grabaciones (advertimos que los distintos enlaces que vienen a continuación no tienen porqué corresponderse necesariamente con la versión citada pero sí con la obra mencionada): Serie de Conciertos, Op. 9, de Albinoni dirigiendo la AAM (DECCA 458129); Ocho oberturas de Arne dirigiendo la AAM (DECCA 470372); los 6 Conciertos de Brandemburgo de Bach dirigiendo la AAM (DECCA 455700); las 4 Suites orquestales de Bach dirigiendo la AAM (DECCA 458069); los Conciertos para clave de Bach dirigiendo la AAM (DECCA 460031); los Conciertos para violín de Bach dirigiendo la AAM (DECCA 400080); selección de Sinfonías de Carl Philipp Emmanuel Bach dirigiendo la AAM (DECCA 455715); los 5 Conciertos para piano de Beethoven, junto a Steven Lubin y dirigiendo la AAM (DECCA 623802); Concerti Grossi, Op. 6, de Haendel dirigiendo la AAM (DECCA 458817); El Mesías de Haendel, junto a Elliot, Thomas, Kirby y Nelson, y dirigiendo la AAM (DECCA 430488); Acis y Galatea de Haendel, junto a Park, De Niese, Workman y Agnew, y dirigiendo la Orquesta del Siglo de las Luces (OPUS ARTE 7056); Rinaldo de Haendel, junto a Bartoli, Daniels, Fink y Finley, y dirigiendo la AAM (DECCA 467087); Orlando de Haendel, junto a Bowman, Auger, Thomas y Robin, y dirigiendo la AAM (DECCA 430845); selección de obras orquestales de Haendel dirigiendo la AAM (DECCA 455709); La Creación de Haydn, junto a Kirby, Rolfe y George, y dirigiendo la AAM (DECCA 430397); selección de Sinfonías de Haydn dirigiendo la AAM (DECCA 411833); Suite para cuerdas de Holst dirigiendo la St. Paul Chamber Orchestra (PHILIPS 95302); Concierto para óboe de Marcello, junto a Clare Shanks y dirigiendo la AAM (DECCA 33523);  selección de Conciertos para violín de Martinu, junto a Bohuslav Matousek y dirigiendo la Filarmónica Checa (HYPERION 67672); la integral sinfónica de Mozart dirigiendo la AAM (DECCA 452496 — integral sinfónica en 19 CD´s); selección de Conciertos para piano de Mozart, junto a Robert Levin y dirigiendo la AAM (DECCA 458285); Concierto para clarinete de Mozart, junto a Antony Pay y dirigiendo la AAM (DECCA 414339); La clemenza di Tito de Mozart, junto a Bartoli, Helmann, Bonney y Jones, y dirigiendo la AAM (DECCA 444131); selección de Serenatas de Mozart dirigiendo la AAM (DECCA 458096); Requiem de Mozart, junto a Kirby, Watkinson, Johnson y Thomas, y dirigiendo la AAM (DECCA 411712); la integral de la Música Incidental de Purcell dirigiendo la AAM (DECCA 321502); Dido y Eneas de Purcell, junto a Conolly, Meachem, Fulgoni y Matshikiza, y dirigiendo la Orquesta del Siglo de las Luces (OPUS ARTE 1018); selección de obras orquestales de Purcell dirigiendo la AAM (DECCA 321502); y, finalmente, selección de Conciertos de Vivaldi dirigiendo la AAM (PHILIPS 689302). Nuestro humilde homenaje a este fabuloso director de orquesta.