Los mejores conciertos para instrumentos de viento

 Hacía ya tiempo que no dedicábamos una entrega con este formato: Luego de Las diez mejores sinfonías, Los diez mejores conciertos para piano y Los diez mejores conciertos para instrumentos de cuerda, estaba cantado que algún día tendríamos que abordar la familia de los vientos. He procurado ser del todo objetivo — dentro de la subjetividad que conlleva redactar una entrada de estas características — a la hora de decidirme por tal o cual concierto. Posiblemente no están todos los que son, pero estoy seguro de que sí son los que han de estar. Al contrario que en otras entradas de este tipo, sí me he visto obligado a repetir autores dada la indudable calidad de sus conciertos. Esta es mi selección pero estoy abierto a cualquier otra iniciativa. A ver si os gustan.

CONCIERTO PARA ÓBOE en re menor, Op. 9 nº2, de Tomaso Albinoni

Allegro non prestoAdagioAllegro: El Op. 9 representa posiblemente el apogeo instrumental de Albinoni. Dentro de esta serie, los números 2, 5, 8 y 11 son conciertos para óboe. Este concierto es posiblemente una de las más bellas piezas que se hayan consagrado al óboe.

Un primer Allegro non presto sorprendente por su variedad rítmica, temática y modulativa; un bellísimo e inolvidable Adagio en donde el instrumento canta una larga y prolongada melodía; y un Allegro final escrito al estilo de una imitación canónica y con un gran tratamiento polifónico. Una de esas obras inmortales de la música. VERSIÓN RECOMENDADA: Heinz Holliger con I Musici (PHILIPS DUO 456333)

CONCIERTO PARA FLAUTA en Re mayor, RV 428, “Il gardellino”, de Antonio Vivaldi

AllegroLargoAllegro: Realmente es una adaptación del Concertino RV 90 y su título — el jilguero — tiene connotaciones onomatopéyicas, como así se comprueba en los movimientos exteriores del concierto.

Pero la joya de esta pieza se encuentra en el Largo, un delicioso canto de flauta sobre un acompañamiento obligado de la cuerda grave. Los grandes intervalos que acomete la flauta en este pasaje lento, con frecuentes saltos de quintas, son muestra del buen hacer de este compositor. Este Largo es de lo más inspirado que Vivaldi compuso jamás. VERSIÓN RECOMENDADA: Severino Gazzelloni con I Musici (PHILIPS 4643622)

CONCIERTO PARA TROMPETA en Mi bemol mayor de Franz Joseph Haydn

AllegroAndanteFinale. Allegro: Pocos saben que este concierto significó la última partitura orquestal escrita por Haydn. Eso se traduce en que es una obra magistral, sin ningún género de dudas. Fue dedicado al trompetista Anton Weidinger, un instrumentista que creó un ingenioso y primitivo sistema de llaves que permitía a la trompeta alcanzar una extensión de dos octavas.

Magnífico Allegro, en donde las cualidades rítmicas y melódicas de la trompeta son explotadas a fondo; el Andante — de una melodía muy similar a la del himno austríaco — es pura música romántica; y el Allegro final es un perfecto cóctel entre la forma sonata y el rondó, en donde la trompeta despliega una preciosa y elegante melodía. Esta concierto estuvo en un tris de haber sido destruido y sólo fue milagrosamente reeditado en el siglo XX. ¡Menos mal! VERSIÓN RECOMENDADA: Hakan Hardenberger acompañado de la Academy of St-Martin-in-the-Fields dirigida por Sir Neville Marriner (PHILIPS 420203)

CONCIERTO PARA CLARINETE en La mayor, K 622, de Wolfgang Amadeus Mozart

Allegro (12) – Adagio – Rondo. Allegro: A mi entender, la obra más perfecta de esta entrada y una de las cimas de Mozart. Fue compuesto sólo tres meses antes de la muerte del compositor (Por decir algo: Los dioses como Mozart nunca mueren) al tiempo en que éste estaba enfrascado en: El Quinteto para clarinete, el Ave Verum, La clemenza di Tito, La flauta mágica y el Réquiem… Vamos, cosillas para andar por casa.

Absoluta OBRA MAESTRA de Mozart e indiscutiblemente la obra referencial del género. Un Allegro inicial donde se escucha una de las más bellas melodías mozartianas, con continuos ritornellos en donde las atmósferas cambian simulando el estado de ánimo del compositor. PRODIGIOSO, lo mejor de esta obra pese a la merecida fama del Adagio, un no menos maravilloso cantabile de sublime ternura. Sólo la voz humana podría ir más lejos en el discurso instrumental de este movimiento; Finalmente, el Rondo, una explosión de alegría… Con inciertos cambios de tonalidades que presagian algo oscuro. Dificilísimo para el instrumento aunque no lo parezca.

De no ser por el Réquiem, este concierto hubiese sido el testamento musical de Mozart. No exagero. Obra maestra absoluta (Ya lo dije al principio). Algún día, Mozart, demostraré como tu nombre sale en la Biblia, en el Corán y en el Talmud de Babilonia. Y en los Upanisads y en… VERSIÓN RECOMENDADA: Jack Brymer acompañado de la Royal Philharmonic Orchestra dirigida por Sir Thomas Beecham (EMI 67601)

CONCIERTO PARA TROMPA nº3 en Mi bemol mayor, K 447, de Wolfgang Amadeus Mozart

AllegroRomance (Larghetto)Allegro: Vamos a calmarnos un poco después del anterior episodio… ¿Calmarnos? ¿Después de escuchar uno de los mejores movimientos lentos de Mozart en el Larghetto? Pocos compositores han sabido resaltar los reflejos coloristas de la trompa como Mozart en esta Romanza. Verdadero tratado práctico de armonía y modulación. El Allegro inicial es de una soberbia factura, con descaradas enarmonías que parecen preludiar música de otros tiempos venideros.

Animadísimo y vivaz Allegro final — el movimiento más conocido — con extraordinarias modificaciones rítmicas y un final donde la trompa parece avisarnos de que no se quiere despedir. ¿Obra maestra? Pues claro. VERSIÓN RECOMENDADA: Dennis Brain acompañado por la Philharmonia Orchestra dirigida por Herbert von Karajan (OPUS KURA 7014)

CONCIERTO PARA FAGOT en Si bemol mayor, K 191, de Wolfgang Amadeus Mozart

AllegroAndante ma adagio Rondo: El único concierto para fagot que ha sobrevivido de los tres que compuso Mozart (Y, por poco; fue redescubierto en 1934). Gran trabajo melódico en el Allegro inicial, de exquisita galantería; brevísimo segundo movimiento, de gran nitidez expositiva y de increíbles modulaciones; fluido Rondo final, con ingeniosos recursos rítmicos basados en el tresillo, que vuelve de nuevo a la elegancia y galantería del movimiento inicial. Para ser la primera obra escrita por Mozart para un instrumento de viento no está nada mal… Se advierte el genio compositivo del autor. VERSIÓN RECOMENDADA: Klaus Thunemann acompañado por la Academy of St. Martin-in-the-Fields dirigida por Sir Neville Marriner (PHILIPS 422390)

CONCIERTO PARA CLARINETE nº1 en fa menor, Op. 73, de Carl Maria von Weber

AllegroAdagio ma non troppoRondo: Von Weber fue un entusiasta de la sonoridad tímbrica del clarinete gracias, en buena medida, a su amistad con el solista Heinrich Bärmann. Compuso, además de esta pieza, un Concertino y un Segundo concierto. Magnífico primer movimiento, con bellos ornamentos realizados mediante apoyaturas al propio discurso melódico; no menos grato Adagio, uno de los mejores fragmentos de este repertorio, con un delicioso trío entre violín, flauta y clarinete, con asomo de coral final; el Rondo final, el fragmento más conocido, presenta una notable escritura virtuosística para el solista. Bellísima coda final con elegantes pasajes en arpegio. Obra imprescindible para estudiar el registro medio del instrumento. VERSIÓN RECOMENDADA: Sabine Meyer acompañada por la Staatskapelle Dresden dirigida por Herbert Blomstedt (EMI 67989)

CONCIERTO PARA TROMBÓN en Si bemol mayor de Johann Georg Albrechtsberger

Allegro moderatoAndante – Allegro moderato: Sobre el autor, el instrumento solista y la obra, nos atenemos a lo ya expuesto en una anterior entrada. VERSIÓN RECOMENDADA: Christian Lindberg acompañado por la Australian Chamber Orchestra dirigida por Richard Tognetti (BIS 1248)

CONCIERTO PARA ÓBOE y pequeña orquesta en Re mayor de Richard Strauss

Allegro moderatoAndante – Finale. Allegro: A mi humilde juicio, la obra referencial de este repertorio. Escrito en un estilo profundamente aderezado por el neoclasicismo. Los tres movimientos van encadenados, aunque el óboe declama su primera intervención a lo largo de ¡56 compases seguidos! Todo un ejercicio de resistencia para el solista. Andante en forma de lied con ciertas reminiscencias de Mozart; Allegro final en forma de rondó brillantemente diseñado en forma de siciliana. Magistral y referencial concierto. VERSIÓN RECOMENDADA: Lothar Koch acompañado por la Orquesta Filarmónica de Berlín dirigida por Herbert von Karajan (DEUTSCHE GRAMMOPHON 423888)

CONCIERTO PARA TROMPA Nº2 en Mi bemol mayor de Richard Strauss

AllegroAndante con moto y Rondo: Strauss escribió su primer concierto para trompa… ¡Sesenta años antes! Obviamente, el progreso creativo resulta fácil de comprobar. Escrito en fechas difíciles, ofrece un discurso muy suave y concertante. Presenta ciertas alusiones a óperas anteriores del compositor. Magistral primer movimiento, con un excelente trabajo polifónico sobre el que la trompa parece meditar; sin solución de continuidad aparece el Andante, un movimiento fluido donde el solista parece querer “reintroducirse” en la familia orquestal de vientos; admirable contraste en el Rondo final, de nuevo con fuertes perfiles mozartianos. ¡Peligro para el instrumentista! Movimiento sembrado de trampas (Que no trompas) para el solista. VERSIÓN RECOMENDADA: Dennis Brain acompañado por la Philharmonia Orchestra dirigida por Wolfgang Sawallisch (EMI 67783)