Lothar Zagrosek

Lothar Zagrosek

Biografía Lothar Zagrosek

Durante el advenimiento del nazismo en Alemania a partir de 1933, aquellos compositores judíos y críticos con el régimen que no huyeron terminaron por dejar la vida antes de ir al frente. Muchos autores pasaron por el campo de Theresiendstadt, un particular recinto que los nazis exhibían de forma orgullosa para demostrar su trato más humanitario. Ciertamente, pese a que allí se podía hacer una vida relativamente normal, no se podía salir y, lo más grave, aquel campo era una antesala de Auschwitz y otros centros de exterminio.

Entre los autores que trabajaron allí podemos mencionar a Viktor Ullmann (1898-1944), judío checo que compuso una ópera que los nazis no le dejaron estrenar. Murió gaseado en Auschwitz. Algo muy similar le sucedió a Hans Krása (1899-1944), autor de una famosa ópera para niños. Más suerte tuvo el judío, izquierdista — y por lo tanto degenerado — Erwin Schulhoff (1894-1942), autor muy interesado por el jazz, quien se libró de ser gaseado pero falleció de tuberculosis en el campo de Wülzburg. Elkan Bauer (1852-1942), Pavel Haas (1899-1944), Rudolf Karel (1880-1945) y Gideon Klein (1919-1945) fallecieron gaseados en Auschwitz. Por otra parte, otros compositores que ni eran judíos ni degenerados se mostraron críticos con el sistema, como Walter Braunfels (1882-1954), quien se libró de la dosis de gas por pura suerte. Casi todos estos autores pasaron muchos años desapercibidos hasta que un joven director alemán, Lothar Zagrosek, decidió revivir su música a finales del siglo XX.

¿ Dónde nació Lothar Zagrosek ?

Lothar Zagrosek nació el 13 de noviembre de 1942 en Otting, Baviera, Alemania y ya desde niño cantó en coros infantiles llegando a formar parte del Coro de Niños de Regensburg que intervino en el Festival de Salzburgo de 1954.

Interesado desde adolescente por la dirección orquestal, Lothar Zagrosek comenzó a estudiar esta modalidad a partir de 1962 bajo la tutela de distintos maestros como Hans Swarowsky, István Kertész, Bruno Maderna y Herbert von Karajan, dando por finalizada su formación en 1967 y apareciendo desde entonces como director asistente en los coliseos operísticos de Salzburgo, Kiel y Darmstadt.

Ya en 1982, Zagrosek fue el director elegido para relevar a Leif Segerstam al frente de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Viena, la tercera formación en importancia de la capital de Austria tras la Filarmónica y la Sinfónica y la única orquesta austríaca de radio, para permanecer en el cargo hasta 1986. A partir de ese año, Zagrosek comenzó a colaborar regularmente en la Ópera de París hasta 1988, momento en el cual fue nombrado principal director invitado de la Orquesta Sinfónica de la BBC de Londres.

Sin embargo, la carrera musical de Lothar Zagrosek pareció decantarse casi por el exclusivo mundo de la ópera desde que en 1990 fue designado director musical de la Ópera de Leipzig por un período de dos temporadas.

Desde entonces, el prestigio de Lothar Zagrosek como director operístico subió muchos enteros y a partir de 1997 fue nombrado director de la Ópera del Estado de Württenberg en Stuttgart luego de haber servido además durante un breve intervalo de tiempo como principal director invitado de la Junge Deutsche Philharmonie de Frankfurt, formación con la que aún sigue colaborando en puntuales conciertos. Zagrosek permaneció en Stuttgart hasta el año 2006 y su labor allí fue aclamada por público y crítica al dar a conocer títulos del todo desconocidos u olvidados del repertorio alemán.

Tras su salida de Stuttgart en 2006, Zagrosek aceptó el cargo de director titular de la Konzerthausorchester Berlin (la antigua Orquesta Sinfónica de Berlín Este), en relevo de Eliahu Inbal, en un puesto en el que se ha mantenido hasta 2012.

A lo largo de estos años, Zagrosek ha realizado también una intensa actividad como director invitado por todo el mundo, especialmente en los grandes escenarios operísticos de Europa, y ha mantenido una estrecha vinculación como director permanentemente invitado de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, la Orquesta Sinfónica NHK de Tokio, la Orquesta Filarmónica de Radio Francia y la Orquesta Sinfónica de la RAI de Turín. Por otra parte, Zagrosek es un habitual de los escenarios españoles y suele dirigir en calidad de invitado algunos conciertos de abono de las principales orquestas sinfónicas españolas.

Director fundamentalmente dedicado al terreno operístico, Lothar Zagrosek se convirtió en un maestro respetado y admirado tras su brillante paso por la Ópera de Stuttgart, institución que cosechó durante su mandato cinco premios dedicados al mejor teatro de ópera alemán del año. (El propio Zagrosek acaparó dos premios como mejor director de ópera en Alemania). Su compromiso con la ópera de su tiempo es absoluto– “No tiene sentido viajar en avión y luego sólo dedicarse a interpretar música del siglo XIX”— al tiempo que se ha mostrado como un entusiasta en dar a conocer títulos de los autores alemanes menos conocidos (Krenek, Schrecker, Zemlinsky…). Con todo, su repertorio también abarca las producciones mozartianas, pasando por Wagner (su grabación de El oro del Rhin para NAXOS ha recibido excelentes elogios) para llegar a Schönberg y Berg. Director de maneras claras y precisas, sus interpretaciones gozan de un gran equilibrio y sutileza general en todas las líneas orquestales. Amante de los tempi animados, su estilo de dirección no parece muy ortodoxo en sus gestos — tiende a dibujar las secuencias melódicas con la batuta y a apoyarse rítmicamente en exceso sobre el brazo izquierdo — aunque resulta del todo eficaz en transmitir su voluntad al colectivo orquestal.

Producción discográfica debida a Lothar Zagrosek

podemos mencionar las siguientes grabaciones (advertimos que los distintos enlaces que vienen a continuación no tienen porqué corresponderse necesariamente con la versión citada pero sí con la obra mencionada):