mohamed VI

Mohamed VI

Con motivo de la Fiesta del Trono, en el décimo aniversario de la entronización del actual rey de Marruecos, Mohamed VI, el monarca ha adoptado medidas de gracia para un 40% de los presos que cumplen condena en el país magrebí, de las que aproximadamente 178 reclusos con nacionalidad española han resultado beneficiados… Y la gran mayoría, presos que cumplían su condena en Tánger. No podemos sino alegrarnos de tal medida en lo que a nuestros compatriotas se refiere, toda vez que la facultad del perdón es una virtud tanto islámica como cristiana. La naturaleza de los delitos por los que los presos españoles cumplen condena se centra, de forma casi exclusiva, en el tráfico y posesión de sustancias narcóticas, asunto tan grave como delicado. De todos es sabido que Marruecos es uno de los principales países “productores” de hachís, circunstancia que provoca la proliferación de numerosos delitos relacionados con el tráfico de dicha sustancia narcótica y en la que determinados ciudadanos españoles se ven involucrados por los beneficios económicos que reporta tal ilegal comercio, sobre todo en su posterior distribución por España, donde la droga quintuplica, por lo menos, su valor de venta. Muchos de los condenados son simples “camellos” que trabajan para poderosas organizaciones que prácticamente acaparan la distribución de sustancias narcóticas tanto en España como en el resto de Europa, merced a una complicada red que tiene en cuenta otros aspectos colaterales de dicho negocio (Lavado de dinero, extorsión, etc…) y que, por regla general, mantienen vínculos internacionales con otros cárteles de la droga.

Hasta aquí, todo parece una buena noticia: Insistimos, cualquier medida de gracia nos parece, al menos, misericordiosa. Muchos de esos “camellos” son unos pobres desgraciados que no tienen ni la inteligencia ni la cultura suficiente como para realizar una reflexión profunda acerca de la ilicitud y peligrosidad de sus actos, del todo censurables. Ahora bien, echando un vistazo a distintos artículos que han sido publicados en numerosos medios españoles, uno no deja de avergonzarse ante las patéticas declaraciones de algunos de estos presos que han sido indultados y que cumplían su justa condena en la prisión de Tánger. Leamos algunos ejemplos.

– Una pareja procedente de Badajoz cumplía condena en Tánger: El varón transportaba 150 kilos de hachís en una autocaravana cuando fue detenido. Su condena, bastante benevolente, fue de cuatro años, de los que sólo ha cumplido 18 meses. Su compañera llevaba encarcelada desde 2007. Las declaraciones de ambos no tienen desperdicio: –” Marruecos es un país tercermundista y allí se nota mucho más la discriminación, el racismo. En el penal de Tánger no había condiciones higiénicas. Teníamos que ducharnos con cubos de agua fría. Todo iba a base de favores, de dinero. Si quería llamar a la familia por teléfono, necesitaba dinero…”

– La madre de un detenido, un joven de apenas 19 años, muestra su preocupación, no ya por el hecho delictivo de su hijo –“Él quería ganar dinero para poderse ir a vivir con su novia”– sino por los cambios en su conducta tras su paso por la cárcel: –“La experiencia ha sido horrible y creo que eso le ha dejado muy marcado para toda la vida. Yo creo que está tocado: Me ha hablado de religión, de que lee el Corán, que tiene que rezar… y estoy preocupada”— Para esta buena señora, es una tragedia que su hijo pueda reflexionar sobre su conducta, pero no así que su hijo haya sido detenido por tenencia de 40 kilos de droga oculta en las ruedas del vehículo que conducía. El joven añade: –“La cárcel de Tánger es la peor cloaca que existe: Ratas, cucarachas, corrupción; no hay atención, no te dan comida…  No he llamado a los funcionarios del Consulado Español porque tampoco me ha hecho falta”

Yo simplemente me pregunto:

¿QUÉ ESPERABAN USTEDES? ¿ACASO QUE LES ALOJARAN EN UN HOTEL DE CINCO ESTRELLAS? ¿ACASO QUE FUESEN ATENDIDOS POR UNA COHORTE DE BELLAS HURÍES? ¿ACASO QUE DISPUSIERAN DE ALFOMBRAS DE SEDA PARA QUE NO SE RESFRIASEN? ¿NO LEEN USTEDES LOS PERIÓDICOS? ¿NO SABEN A LO QUE SE EXPONEN INTENTANDO TRAFICAR CON DROGAS EN OTRO PAÍS? ¿ACASO SUS NECESIDADES — COMPRARSE UN PISITO PARA VIVIR CON SU NOVIA — JUSTIFICAN TAL IRRESPONSABLE CONDUCTA?

Suerte tienen ustedes de haber sido liberados, gracias a la Providencia, al malik Mohamed VI o a quien corresponda. Suerte tienen ustedes de haber padecido las penalidades de la prisión de Tánger (De haber estado en Brasil o Tailandia, Tánger les hubiera parecido un paraíso). Pero que sepan que, con su desvergonzada actitud de miserables traficantes de droga, ustedes SI QUE HAN PODIDO LLENAR DE RATAS Y DE CUCARACHAS MUCHOS DOMICILIOS DE GENTE INOCENTE. SÍ QUE HAN PODIDO CONVERTIR EN UNA CLOACA EL HOGAR DE MUCHAS GENTES DE BUENA VOLUNTAD. Ustedes han encontrado la misma mierda que perseguían, no lo olviden. Y, por favor, cállense la boquita y reflexionen sobre su miserable actitud. Si necesitan dinero, TRABAJEN COMO CUALQUIER HIJO DE VECINO. Ustedes sí que han ensuciado el nombre de ESPAÑA en el extranjero. Ustedes sí que han ensuciado el nombre de ESPAÑA en TÁNGER. ¿Les pasará el Estado Español factura por sus trámites de excarcelación? ¿Tendremos que pagar todos de nuestro bolsillo esa factura? Me temo que sí.