Natalie Imbruglia

 La conocida actriz y cantante australiana Natalie Imbruglia — una verdadera belleza de rostro angelical — consiguió revolucionar el panorama musical británico en 1997 mediante la célebre y estupenda canción Torn, perteneciente a su álbum Left of the Middle. Imbruglia logró alcanzar unas ventas de 3 millones de copias de su trabajo, un millón tan sólo en Gran Bretaña. Pero esta magnífica canción, Torn, es una versión que Imbruglia realizó sobre el mismo tema original que pertenecía al grupo de rock alternativo Ednaswap y que fue compuesto en 1995. Aunque las opiniones están divididas al respecto, a mi juicio la versión de Imbruglia gana en claridad y acústica, presentando un arreglo extraordinario.

 Imbruglia es una mujer peculiar como ella sola: En 2003 se casó con su novio, Daniel Johns, y ambos siguieron viviendo en sus respectivos domicilios; esto es, ella en Berkshire, Inglaterra, y él en Newcastle, Australia. Obviamente, la tremenda distancia geográfica pasó factura y la pareja se separó en 2008, aunque la amistad entre ellos aún perdura. Igualmente, Natalie Imbruglia no duda en colaborar con todo tipo de campañas solidarias y así ha participado en un vídeo reivindicativo de Amnistía Internacional y en una campaña preventiva contra el cáncer. Asimismo, hizo pública una depresión nerviosa que llegó a padecer para concienciar al mundo de los problemas derivados de esta enfermedad tan poco entendida y comprendida por ciertos sectores. De igual manera, su nombre siempre sale a la palestra cuando se organiza alguna campaña con el objetivo de erradicar la pobreza en el mundo. Lleva unos tatuajes con leyendas en sánscrito y chino en su cuerpo y tiene perforado el pezón izquierdo. Que es una mujer extraordinariamente bella no me lo invento yo: En 2004 fue nombrada la sexta mujer más atractiva del mundo por un comité de agentes de modelos y expertos en moda.

 Torn es una preciosa canción acústica cuya característica principal es el inquietante y constante cambios de modos (mayor y menor) en su desarrollo. A un primer tema simple y sencillo le sigue un estribillo apoyado en coros de profundas resonancias melancólicas, aunque sin caer en un sentimentalismo torpe gracias, en parte, a esos cambios de modo ya aludidos. Tras las exposiciones, una guitarra con pedales nos brinda unas notas finales ligadas de gran belleza. Imbruglia está para comérsela en el vídeo…

Ahí os dejo la letra y su traducción

Thought I saw a man brought to life
Yeah, he was warm
He came around
He was dignified
He showed me what it was to cry
You couldn’t be that man I adored
You don’t seem to know
Or seem to care what your heart is for
No, I don’t know him anymore
There’s nothing where he used to lie
My conversation has run dry
That’s what’s goin’ on
Nothing’s fine I’m torn
I’m all out of faith
This is how I feel
I’m cold and I am shamed
Lying naked on the floor
Illusion never changed
Into something real
I’m wide awake and I can see the perfect sky is torn
You’re a little late
I’m already torn

So I guess the fortune teller’s right
I should have seen just what was there
And not some holy light
But you crawled beneath my veins and now
I don’t care
I have no luck
I don’t miss it all that much
There are just so many things
That I can’t touch I’m torn
I’m all out of faith
This is how I feel
I’m cold and I am shamed
Lying naked on the floor
Illusion never changed
Into something real
I’m wide awake and I can see the perfect sky is torn
I’m all out of faith
This is how I feel
I’m cold and I am shamed
Bound and broken on the floor
You’re a little late
I’m already torn

———————————–

Creí ver a un hombre traído a la vida.
Él era cálido.
Él vino alrededor como si fuera enaltecido.
Él me mostró lo que era llorar.
Bien, tu no podrías ser aquel hombre que yo adoré.
Tú no pareces saber.
Parece importarte para qué es tu corazón.
Pero no lo conozco nunca más.
No hay nada donde él solía mentir.
Mi conversación ha corrido seca.
Eso es lo que está pasando.
Nada bueno, estoy rasgada.
No tengo fe.
Así es como me siento.
Estoy fría y avergonzada.
Estando desnuda en el piso.
La ilusión nunca se transformó.
En algo real.
Estoy completamente despierta.
Y puedo ver el cielo perfecto está rasgado.
Has llegado un poco tarde.
Ya estoy rasgada.

Así que yo sé bien la fortuna del narrador.
Debí haber visto que estaba allí.
Y no alguna santa luz que se arrastraba por mis venas.
Y ahora no me importa.
No tuve suerte.
No extraño aquello demasiado.
Hay tantas cosas que puedo tocar, estoy rasgada.
No tengo fe. Así es como me siento.
Estoy fría y avergonzada.
Estando desnuda en el piso.
La ilusión nunca se transformó en algo real.
Estoy completamente despierta.
Y puedo ver el cielo perfecto está rasgado.
Has llegado un poco tarde.
Ya estoy rasgada.

No hay nada donde él solía mentir.
Mi conversación ha corrido seca.
Eso es lo que está pasando.
Nada bueno, estoy rasgada.
No tengo fe.
Así es como me siento.
Estoy fría y avergonzada.
Estando desnuda en el piso.
La ilusión nunca se transformó en algo real.
Estoy completamente despierta.
Y puedo ver el cielo perfecto está rasgado.
No tengo fe.
Así es como me siento.
Estoy fría y avergonzada.
Amarrada y rota en el piso.
Has llegado un poco tarde.
Ya estoy rasgada.