No suele ser muy habitual que un director de ópera italiano formado en la primera mitad del siglo XX y especializado además en la producción de Verdi, sea también un abogado de la música de su tiempo incluso en su faceta estrictamente instrumental. Tampoco que se aparte de su labor meramente operística para probar fortuna en el repertorio sinfónico de los grandes compositores germánicos del clasicismo y romanticismo. Y si a eso le unimos que también ese supuesto director haya incursionado en el restringido campo de la composición, tenemos entonces lo que se llama un músico ecléctico, un músico capaz de abarcar casi todas las áreas de la interpretación con solvencia más que garantizada. Fernando Previtali fue uno de esos personajes eclécticos de los que nos estamos refiriendo. Pero aún tuvo tiempo durante su trayectoria artística de ejercer también la docencia y de realizar alguna aproximación al género cinematográfico. Sin duda alguna, Previtali supo apartarse del clásico estereotipo de director italiano nacido y educado por y para la ópera italiana.

Fernando Previtali nació el 16 de febrero de 1907 en Adria, localidad de la región del Véneto, Italia, e inició su formación musical en el Conservatorio de Turín estudiando violoncelo y órgano con Pietro Grossi y posteriormente composición bajo la tutela de Franco Alfano. Finalizados sus estudios, Previtali ingresó como violoncelista en la Orquesta del Teatro Regio de Turín hasta que en 1928 pasó a Florencia para trabajar a las órdenes de Vittorio Gui. Allí fue designado poco después director suplente del Mayo Musical Florentino hasta 1936, fecha en la que Previtali aceptó ser director residente de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Roma en la que permaneció, con alguna breve interrupción, hasta 1953. Allí Previtali se destacó por dar a conocer nuevas producciones de autores como Ghedini y Dallapiccola. Finalizada su colaboración con dicha orquesta en 1953, Previtali sirvió entonces como director de la Academia de Santa Cecilia de Roma por espacio de siete años, realizando numerosas giras europeas con este conjunto e inaugurando la nueva sala de conciertos de dicha institución en 1958.

Entre 1960 y 1967, Previtali fue director principal del Teatro Colón de Buenos Aires al tiempo que alternó dicha actividad con la cátedra de dirección orquestal de la propia Academia de Santa Cecilia. Ya en 1970, Previtali fue nombrado director artístico del Teatro Regio de Turín y posteriormente del  Teatro Comunale de Génova para en 1972 ejercer como director principal del Teatro San Carlo de Nápoles. Durante todo este período, fueron célebres sus clases magistrales de dirección orquestal tanto en la Academia de Santa Cecilia como en La Scala. Finalmente, Previtali falleció el 1 de agosto de 1985 en Roma a los 78 años de edad.

Compositor poco conocido pero director de gran prestigio, Fernando Previtali fue uno de los grandes especialistas de Verdi de todo el siglo XX, si bien su repertorio también abarcó la música instrumental de los clásicos y románticos al tiempo que siempre se mostró como un gran difusor de la obra de sus contemporáneos. Director ecléctico y versátil, Previtali fue un maestro de fuerte carácter que siempre estuvo atento a los problemas derivados de cohesión y musicalidad. También colaboró eventualmente con la industria cinematográfica y publicó un completo estudio sobre dirección orquestal que aún conserva vigencia. Su producción discográfica fue realmente notable y muchas de sus mejores grabaciones están tomadas en vivo durante los últimos años de su trayectoria artística.

De entre la producción discográfica debida a Fernando Previtali podemos mencionar las siguientes grabaciones. (Advertimos que los distintos enlaces que vienen a continuación no tienen por qué corresponderse necesariamente con la versión citada pero sí con la obra mencionada): distintas obras concertantes de Bach dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la RAI de Turín (TAHRA 666); I puritani de Bellini, junto a Bruscantini, Panerai, Pagliughi y Filippeschi, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Roma (URANIA 203); Lucia de Lammermoor de Donizetti, junto a Moffo, Filacuridi, Mazzoli y Berti, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Milán (referencia desconocida); Anna Bolena de Donizetti, junto a Scotto, Troyanos, Zaccaria y De Palma, y dirigiendo la Orquesta de la Ópera de Dallas (referencia desconocida); La Gioconda de Ponchielli, junto a Milanov, Elías, Di Stefano y Warren, y dirigiendo la Academia de Santa Cecilia de Roma (DECCA referencia desconocida); Turandot de Puccini, junto a Corelli, Udovich, Mattioli y Clabassi, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Milán (MYTO 171); Guillermo Tell de Rossini, junto a Gencer, Raimondi, Campi y Rota, y dirigiendo la Orquesta del Teatro San Carlo de Nápoles (OPERA D´ORO 1461); El barbero de Sevilla de Rossini, junto a Taddei, Broilo, Simionato y Badioli, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Milán (PREISER 20009); La vestale de Spontini, junto a Gencer, Bruson, Campi y Ferrin, y dirigiendo la Orquesta del Teatro de Palermo (LIVING STAGE 35163); Don Carlo de Verdi, junto a Zampieri, Hines, Resnik y Prottim y dirigiendo la Orquesta del Teatro Colón de Buenos Aires (LIVING STAGE 1027); Ernani de Verdi, junto a Mattioli, Sereni, Siepi y Del Monaco, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Roma (MYTO 149); Il trovatore de Verdi, junto a Bastianini, Clabassi, Del Monaco y Gencer, y dirigiendo la Sinfónica de la RAI de Milán (MYTO 13247); La traviata de Verdi, junto a Moffo, Tucker, Merrill y De Palma, y dirigiendo la Orquesta de la Ópera de Roma (RCA 68885); Luisa Miller de Verdi, junto a Bruson, Rinaudo, Silva y Casarini, y dirigiendo la Orquesta del Teatro de Turín (OPERA D ´ORO 1205); y, finalmente, Rigoletto de Verdi, junto a Scotto, Tucker, MacNeil y Souza, y dirigiendo la Orquesta del Teatro Colón de Buenos Aires (OPERA D´ORO 1465). Nuestro humilde homenaje a este gran director de orquesta.

¿Que opinión os merece este director?….