Fritz Lehmann

Fritz Ludwig Lehmann nació el 17 de mayo de 1904 en Mannheim, Alemania, en el seno de una familia cuyo padre ejercía como organista y maestro de coro. Entre 1918 y 1921, Lehmann estudió en la Hochschule für Musik de su ciudad natal antes de ingresar en las universidades de Heidelberg y Gotinga. Precisamente en Gotinga se produjo su debut, en 1918, como maestro de coro y posteriormente como director del Teatro Municipal. Más tarde, Lehmann ejerció la docencia en Essen hasta que en 1934 llegó a ser nombrado director del Festival de Haendel de Gotinga, cargo que abandonaría en 1944 por discrepancias con las autoridades alemanas. Tras haber sido Generalmusikdirektor en Bad Pyrmont, Lehmann también dirigió en Hildesheim y Hannover hasta 1938, año en el que fue designado también Generalmusikdirektor en Wuppertal. Finalizada la guerra, Lehmann volvió a su antiguo cargo en el Festival de Gotinga en 1946 hasta 1953. Ese mismo año, Lehmann alternó la actividad docente en la Hochschule für Musik de Munich al tiempo que desarrolló una muy activa carrera como director invitado por Europa y América, visitando España al frente de la Orquesta Sinfónica de Bamberg. El 30 de marzo de 1956, Lehmann se encontraba dirigiendo La Pasión según San Mateo en Munich cuando cayó fulminado víctima de un ataque al corazón. El auditorio no fue informado del fallecimiento del director y el concierto prosiguió como si tal cosa durante la segunda parte, dirigida por otro maestro, Jürgen Popp. Con una trayectoria fatalmente interrumpida a los 51 años de edad, Fritz Lehmann fue el fundador del Berliner Motettenchor, una formación coral destinada principalmente a interpretar música de Bach y que colaboró repetidamente con la Orquesta Filarmónica de Berlín. Con un extenso repertorio y una no menos abundante producción discográfica, Lehmann fue también uno de los primeros directores en mostrarse interesados con la interpretación a base de instrumentos originales. Sus grabaciones de la música sacra de Bach son consideradas como referenciales para buena parte de la crítica. Con todo, su prematura muerte justo antes de iniciarse la era del stereo ha provocado que su nombre haya sido injustamente olvidado por el gran público. De entre la producción discográfica debida a Fritz Lehmann podemos mencionar: Selección de Cantatas de Bach, junto a Weber, Krebs, Schey y Fischer-Dieskau, y dirigiendo la Filarmónica de Berlín (DECCA diversas referencias); La Pasión según San Mateo de Bach, junto a Trötschel, Härtel, Krebs y Fischer-Dieskau, y dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín (MUSIC & ARTS 1091); La Pasión según San Juan de Bach, junto a Patzak, Souzay y Berry, y dirigiendo la Sinfónica de Viena (MUSIC & ARTS 1238); Oratorio de Navidad de Bach, junto a Helmut Krebs y dirigiendo la Filarmónica de Berlín (DG 506802); Música para lor Reales Fuegos Artificiales y Música acuática de Haendel dirigiendo la Filarmónica de Berlín (DG 457758); Hänsel und Gretel de Humperdinck, junto a Streich, Fischer, Litz y Lindermeir, y dirigiendo la Filarmónica de Munich (BRILLIANT 94207); Obertura de Las Hébridas de Mendelssohn dirigiendo la Filarmónica de Berlín (DG referencia desconocida); Concierto para piano nº20 de Mozart, junto a Helmut Roloff y dirigiendo la Orquesta RIAS de Berlín (DG referencia desconocida); Fantasía de Carmen de Bizet de Sarasate, junto a Gerhard Taschner y dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Bamberg (MD &G 6421508); selección de Lieder de Richard Strauss, junto a Peter Anders y dirigiendo la Filarmónica de Munich (DG 463677); y, finalmente, obertura de Euryanthe de Von Weber dirigiendo la Filarmónica de Berlín (DG referencia desconocida). Nuestro humilde homenaje a este sensacional director de orquesta.

Rudolf Schwarz nació el 29 de abril de 1905 en Viena, Austria, en el seno de una familia judía, y estudió junto a Richard Strauss y Hans Gal para después ejercer como violista en distintas orquestas de Viena. En 1924, Schwarz fue contratado como repetidor en Düsseldorf para poco después servir de director asociado al Teatro de Karlsruhe entre 1927 y 1933. Tres años más tarde, Schwarz fue designado director de la Asociación Cultural Judía de Berlín. Sin embargo, en 1939, Schwarz fue detenido por las autoridades nazis y fue deportado un par de años más tarde al campo de concentración de Auschwitz, recibiendo tales heridas durante la reclusión que afectaron seriamente a su manera de dirigir con posterioridad. Ahí no acabó la tragedia de Schwarz, quien después fue recluido en Bergen-Belsen — pese a las súplicas de la esposa de Furtwängler ante las autoridades nazis —  entre 1943 y 1945. Finalizada la guerra y una vez liberado, Schwarz viajó hasta Suecia para recuperarse del tifus y desde allí viajó en 1947 hasta Inglaterra atendiendo la llamada de un hermano. Ese mismo año, Schwarz fue designado director de la Orquesta Municipal de Bournemouth (actual Orquesta Sinfónica de Bournemouth) hasta 1951. Habiendo obtenido la ciudadanía británica, en 1951 Schwarz cambió su cargo en Bournemouth por el de director titular de la Orquesta de la Ciudad de Birmingham, en relevo de George Weldon, hasta 1957, fecha en la que se hizo cargo de la Orquesta Sinfónica de la BBC sucediendo a Sir Malcolm Sargent. Sin embargo, un concierto sinfónico dedicado a Mahler causó tal horrenda impresión entre la maleducada crítica británica que Schwarz se vio obligado a renunciar a dicha titularidad en 1962. Dos años después, Schwarz aceptó el puesto de director artístico de la Northern Sinfonia en Newcastle sucediendo a Michael Hall y permaneciendo en el cargo hasta 1973. Ese mismo año, Schwarz retornó como principal director invitado a Bournemoth y dirigió además alguna representación operística en el Sadler´s Wells y como invitado regular de la Orquesta Sinfónica de Bergen en Noruega. Nombrado Comandante de la Orden del Imperio Británico en 1973, Schwarz se mantuvo inactivo como director durante los últimos años de su vida. Finalmente, el 30 de enero de 1994, Schwarz falleció en Londres. Director especializado en la música de Mahler (a pesar de aquel denostado concierto al frente de la BBC), Rudolf Schwarz llegó a ser una figura muy popular en Inglaterra durante la segunda mitad del siglo XX, más en la faceta sinfónica que en la operística. Director muy querido por los profesores de las distintas orquestas a las que dirigió, Schwarz destacó sobre todo por su preciso sentido rítmico y la adopción de tempi apropiados, aparte de ser un excelente comunicador que impregnaba de disciplina a sus orquestas. Muchos de los profesores que tocaron para él afirmaron que Schwarz tal vez no fuese un maravilloso director — padecía de limitaciones físicas derivadas de sus internamientos en campos de concentración — pero sí un maravilloso músico. Su producción discográfica fue abundante y entre la misma podemos mencionar: Concierto para violín de Brahms, junto a David Oistrakh y dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la BBC (referencia desconocida); Doble Concierto de Brahms, junto a Gioconda de Vito y Amedeo Baldovino, y dirigiendo la Philharmonia Orchestra (referencia desconocida); Concierto para violoncelo y orquesta de Dvorak, junto a André Navarra y dirigiendo la Orquesta Sinfónica Nacional de Washington (TESTAMENT 1204); Concierto para violín de Mendelssohn, junto a Gioconda de Vito y dirigiendo la Sinfónica de Londres (referencia desconocida);  Concierto para piano nº3 de Rachmaninov, junto a Sura Cherkassky y dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la BBC (BBC LEGENDS 4092); y, finalmente, Concierto para piano de Schumann, junto a Myra Hess y dirigiendo la Philharmonia Orchestra (referencia desconocida). Nuestro humilde homenaje a este gran director de orquesta.

¿Que opinión os merece este director?…