Biografía de Günter Neuhold  

Günter Neuhold nació el 2 de noviembre de 1947 en Graz, Austria, e inició su formación en el conservatorio de su ciudad natal graduándose en 1969, tras lo cual perfeccionó su formación en dirección orquestal siguiendo los cursos de Franco Ferrara en Roma y de Hans Swarowsky en Viena. Entre 1972 y 1980, Neuhold tomó parte como repetidor en distintos teatros de ópera alemanes — carrera típica de Kapellmeister — llegando a ser director musical en Hannover y Dortmund.

Al mismo tiempo, Neuhold se fue presentando a los más afamados concursos de dirección orquestal, logrando los primeros premios en Florencia (1976), San Remo (1976), Salzburgo (1977) y un meritorio segundo premio en el certamen Swarowsky de Viena (1977).

Con tan excelente hoja de servicios, Neuhold no tardó en obtener un puesto estable de importancia y así, en 1981 y hasta 1986, fue designado director musical del Teatro Regio de Parma y de la Orquesta Sinfónica Arturo Toscanini de la misma institución, dedicándose durante todo su mandato fundamentalmente a la representación de óperas de Verdi. Finalizado dicho compromiso, Neuhold aceptó sustituir a Emil Tchakarov como director de la Real Orquesta Filarmónica de Flandes (actual De Filharmonie) en un cargo que se prolongó hasta 1991 y en donde Neuhold obtuvo una gran reputación como director merced a las continuas giras que realizó con dicha formación por toda Europa. Entre 1989 y 1995, Neuhold también sirvió como director musical, sucediendo a José María Collado, del Teatro Estatal de Baden en Karlsruhe, donde ofreció el ciclo completo de El Anillo de Wagner.

Ya en 1995, Neuhold fue designado Generalmusikdirektor del Teatro de Bremen hasta 2002. Tras dicho compromiso, Neuhold ha desarrollado una prolífica actividad como director invitado por todo el mundo, tanto en su vertiente sinfónica como en la operística, hasta que en 2008 fue nombrado director musical, en relevo de Juanjo Mena, de la Orquesta Sinfónica de Bilbao, cargo que mantiene en la actualidad. Director de amplísimo repertorio y con un estilo de dirección poco vistoso aunque muy marcado, Günter Neuhold tiene como norma mantener el control de los planos orquestales para que las distintas líneas melódicas sean escuchadas con claridad, motivo por el que el maestro austríaco parece moverse mucho mejor en los grandes formatos (Bruckner, Mahler y Richard Strauss).

Como ejemplos interpretativos de Günther Neuhold podemos mencionar obras de:

Interpretación Beethoven por Günther

 

Bruckner, Debussy, Rachmaninov, Saint Saëns, Verdi, Von Suppè y Wagner.