estamos-en-crisis

Estamos en crisis (esto por si alguien todavía no se dio cuenta)

No sé si es mayor, menor o  igual a las anteriores, pero si creo que distinta pues nos coge bajos de la mejor reserva – la moral – y en saldo negativo en la cuenta corriente de la ética.

Pero estamos en la era de la desinformación (aclaro que no me he equivocado al tipear) y los formadores de opinión. La prensa, en todas sus formas, nos bombardea con mensajes apocalípticos, destapes, tramas, contramensajes y campañas que hacen que el ciudadano de a pie se abrume de tal manera que se cuestione si vale la pena levantarse para ir a trabajar o montarse a la burra mientras pueda.

Si pensamos el por qué han surgido y proliferado los blogs nos daríamos cuenta que no es porque teníamos reprimida nuestra vena literaria y ahora se nos da la oportunidad. La verdadera razón es que nos estamos hartando de soportar a tanto advenedizo opinando de lo que le ponen delante de las narices como si supieran de lo que hablan, cuando la verdad es que son empleados a sueldo de los poderosos que quieren llevar más agua para su molino.

Siempre, pero más en épocas como esta, se impone tomarse un tiempo de reflexión y análisis por poder reconducir nuestro destino y por sumatoria el de los demás.

Lo primero que se me ocurre es recordar la vieja frase “nadie hará más por mí que yo”, pero también reconocer que la culpa de esta situación no la tiene el vecino sino también yo que le dejé hacerlo.

A día de hoy nadie — y cuando lo digo me incluyo —  está pensando en el día después de lo peor de la crisis; todos tenemos la mira en sobrevivir al diluvio. Si bien es cierto que lo último está primero, no valdría de mucho si no lo elaboramos teniendo en cuenta el futuro. La prueba es que todos gurués mediáticos piensan en cuanto durará, sin detenerse en el qué está pasando, como llegamos a esto y en que fallamos. Confieso que yo tampoco lo tengo claro ( pero me salva ser currante de a pie). Pero sí se que siempre hubo y habrá ricos y pobres y aún cuando cuando los primeros acumulan más y los segundos menos el modelo esta fallando, surge la crisis y su significado OPORTUNIDAD DE CAMBIO  se impone, pues está en riesgo la cohesión social

Es cierto que el hoy es dramático pero corremos el riesgo de que por apagar el fuego luego nos encontremos los cimientos de la sociedad destruidos. SE IMPONE PENSAR EN UN CAMBIO DE PARADIGMA.

Resulta sugestivo que a casi 2 meses de su realización la prensa casi no ha recogido las conclusiones del Foro de Davos cuando en años anteriores nos atiborraban con publicaciones, análisis e interpretaciones de los lineamientos que debíamos seguir para profundizar esta globalización que nos toca vivir. No es que no las hubiere, sino que lo que podría hacerse para el bien de todos no esta alineado con los intereses allí representados.

Pero la causa más importante a mi criterio que nos ha llevado a la situación actual, malos de la película aparte, es no haber visionado que no teníamos el papel principal sino que como simples extras contribuíamos al enriquecimiento de la compañía cinematográfica. Y en esta alienación de  creernos actores nos convertimos en financieros, economistas, expertos, comerciantes de humo y algunos etcéteras más, abandonando las enseñanzas que nos legaron nuestros mayores: Para conseguir algo debes romperte el ……. y guarda para el invierno.

Por desgracia, el que escribe ya vivió esta novela en otras tierras y la enseñanza es que no sirve explicar o explicarnos que pasó, quienes son los culpables ( por supuesto nosotros no fuímos) y que es lo que el gobierno/gobiernos de turno deberían hacer ( pensamiento mágico a la espera del mesías).

En este escenario somos espectadores ( nos volvieron a nuestro rol) del  juego de las reuniones, comisiones,  grupos de opinión que rimbombantemente se ha dado en llamar CONVOCATORIA A LOS ACTORES SOCIALES.

Cuando estoy escribiendo estas líneas se están anunciando una serie de medidas contra la crisis sin el consenso de la patronal y sindicatos ( unos porque no responden a sus pedidos y otros por considerarlas insuficientes).

La gravedad de la crisis impone que los que marquen el rumbo entiendan el significado de las palabras SOLIDARIDAD, COHESIÓN, RESPONSABILIDAD SOCIAL y ALTRUISMO  porque, sobre todo, estamos construyendo/destruyendo nuestro futuro como sociedad. Me surgen entonces las siguientes preguntas:

– ¿Quién define cuáles deben ser los interlocutores? ( actores sociales)  ¿Representan nuestros intereses?

– El vasto arco político de nuestro país ¿No tiene nada que aportar además de la crítica electoralista?

–  Nos estamos jugando el futuro: La ciencia, la educación, la cultura… ¿No tienen nada que aportar?

Un personaje en Argentina de hace unos años, ante una de las tantas crisis económicas de mi tierra, acuño una frase que marca la situación actual de la economía mundial : –“Si dejamos 2 años de robar esto se arregla”. Por supuesto nadie cogió el guante y él tampoco.

Para concluir, creo que nuestra mejor contribución para superar este tiempo de turbulencias sería la participación plena desde nuestro ámbito de actuación para que el rumbo a seguir no nos sea ajeno como hasta ahora. Recordemos que lo que España avanzó en los últimos 30 años en todos los ámbitos es fruto de cada uno de nosotros, los gobiernos de turno sólo crearon las condiciones.

Un saludo y buen fin de semana

THENIGER