Directores de orquesta: Franz Welser-Möst

Franz Welser-Möst

Nació en Linz, Austria, el 16 de agosto de 1960, e inició sus estudios musicales de violín hasta que un grave accidente automovilístico le hizo decantarse por la dirección orquestal. En 1985 debutó como director de orquesta  al frente de la Sinfónica de Norrköping y ese mismo año actuó por primera vez en los Festivales de Salzburgo. Tras dirigir en calidad de invitado a las principales orquestas de EEUU, Welser-Möst se hizo cargo de la titularidad de la Orquesta Filarmónica de Londres en 1990 durante seis años, cargo en el que fue duramente criticado por ciertos sectores de la prensa londinense (se le llegó a apodar con el triste calificativo de Frankly Worse than Most…). Sea como fuere, aquella controvertida experiencia londinense finalizó en 1996 y acto seguido Welser-Möst fue nombrado director de la Ópera de Zurich, institución en donde permaneció hasta 2008. Sin embargo, la gran oportunidad le llegó en 2002 al ser propuesto como director titular de la Orquesta de Cleveland, cargo en el que aún se mantiene y del que ha renovado su contrato hasta 2018. Desde septiembre de 2010 Welser-Möst alterna dicha función con la dirección musical de la Ópera de Viena. El 1 de enero de 2011, Welser-Möst dirigió por primera vez el tradicional Concierto de Año Nuevo en Viena. Su repercusión mediática, aun ejerciendo como director titular en Cleveland, le faltaba tal vez ese punto necesario que sin duda alguna este concierto se encargó de fortalecer acorde con la enorme difusión internacional del mismo. Welser-Möst es un joven director comprometido por la claridad, la delicadeza y el tacto interpretativo, con un estilo de dirección amplio y elegante cuya batida resulta especialmente poderosa. Su gesto es en ocasiones frío y penetrante, escrutando las distintas secciones orquestales con una mirada felina atenta a resolver cualquier leve incidencia y arqueando a menudo el cuerpo para señalar entradas o matizar dinámicas. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Franz Welser-Möst podemos señalar fragmentos de Berg, Bizet, Bruckner, Chaikovski, Haydn, Hellmesberger, Holst, Korngold, Lehár, Liszt, MahlerMozart, Orff, Puccini, Prokofiev, Rossini, Schubert, Schumann, Johann Strauss, Richard Strauss, Verdi y Wagner.

 

Daniele Gatti

Daniele Gatti

Nació el 6 de noviembre de 1961 en Milán, Italia, e inició sus estudios musicales en el Conservatorio Giuseppe Verdi de su ciudad natal, llegando a debutar allí mismo como director en 1982 encargándose de una producción de Verdi. A semejanza de un Kapellmeister latino, Gatti se dedicó durante muchos años a curtirse por pequeños coliseos operísticos italianos hasta que en 1988, con apenas 27 años de edad, obtuvo un éxito memorable en su presentación en La Scala. Aquel triunfo impulsó sobremanera su carrera como director operístico y, de esta forma, la década de los años noventa supuso su confirmación como figura de la dirección al presentarse en la Ópera Lírica de Chicago (1991), en el Metropolitan (1994) y en el Covent Garden (1992). De forma paralela, durante esta década Gatti fue introduciéndose en el mundo de los conciertos sinfónicos hasta el punto de que, entre 1992 y 1997, ejerció como director principal de la Orquesta de Santa Cecilia de Roma, pasando en 1997 a ser director musical del Teatro Comunal de Bolonia. En 1996, Gatti fue designado principal director invitado de la Royal Philharmonic, formación de la que pasaría a ser su titular un par de años después hasta 2009, fecha en la que fue nombrado director emérito. Ese mismo año, Gatti sucedió a Kurt Masur como director titular de la Orquesta Nacional de Francia y también se hizo cargo de la dirección de la Ópera de Zurich. Director muy cotizado en la actualidad, Gatti colabora asiduamente con orquestas de la talla del Concertgebouw de Amsterdam y la Filarmónica de Viena, siendo además un habitual del Festival de Bayreuth y de la Ópera de Viena. Casado con la violoncelista Silvia Chiesa y seguidor incondicional del F.C. Barcelona, Gatti es un director de ideas claras y gestos muy elocuentes, voluntarioso, cuidadoso en el detalle aunque a veces se le ha reprochado cierta irregularidad, tal vez por el elevado número de sus compromisos artísticos. Con todo, Gatti sabe extraer lo mejor de cada orquesta que dirige y en la actualidad está considerado como uno de los mayores referentes mundiales tanto en dirección operística como en sinfónica. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Daniele Gatti podemos señalar fragmentos de BartokBeethoven, Brahms, Chaikovski, Mahler, Prokofiev, Puccini, Rossini, Schönberg, Stravinski, Richard Strauss, Verdi y Wagner.

 

Paavo Järvi

Paavo Järvi

Nació el 30 de diciembre de 1962 en Tallin, Estonia, y es hijo del conocido director Neeme Järvi. Sus inicios musicales tuvieron lugar en la Escuela de Tallin hasta que en 1979 toda la familia se trasladó a los EEUU, país en donde Järvi prosiguió su formación musical en el Curtis Institute bajo la tutela de los profesores Max Rudolf y Otto-Werner Müller y posteriormente en Los Angeles con Leonard Bernstein. Las habilidades musicales de Järvi no pasan desapercibidas y de esta manera es invitado a dirigir a las principales agrupaciones sinfónicas europeas y norteamericanas con gran éxito, hasta el punto de que en 1994 es designado director de la Orquesta Sinfónica de Malmoe en relevo de James DePreist, cargo en el que permanece hasta 1997 y que alterna con la dirección de la Orquesta Filarmónica de Estocolmo (junto a Andrew Davis) y como principal invitado de la Orquesta de la Ciudad de Birmingham. Posteriormente, en el año 2000 sucede a Jesús López Cobos al frente de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati hasta 2011, siendo entonces nombrado director emérito de la formación. Este cargo americano fue alternado con la dirección artística desde 2004 de la Deutsche Kammerphilharmonie de Bremen, posición que aún conserva, y consejero musical de la Orquesta Sinfónica Nacional de Estonia, formación cuya titularidad recae en manos de su propio padre. Ya desde 2006, Järvi ejerce como director principal de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Frankfurt y desde 2010 es también titular de la Orquesta de París en relevo de Christian Eschenbach. Director requerido por las principales agrupaciones del mundo, la carrera de Järvi ha experimentado un inusual auge de aquí a unos años y en la actualidad es uno de los maestros de la nueva generación de los nacidos en los años sesenta con mayor proyección internacional. Dotado de un talento musical incuestionable, Paavo Järvi es considerado como un heredero directo de la tradición de los grandes maestros del pasado. De gesto nervioso y muy dado a centralizar toda la marcación sobre el brazo derecho, economizando al máximo el izquierdo, Järvi posee una excepcional técnica de batuta que fortalece su gran personalidad sobre el podio. Con un amplio trabajo discográfico a sus espaldas, la música de los autores estonios, generalmente desconocida para el gran público, ocupa un lugar capital en su repertorio. Por contra, la ópera parece situarse en un segundo plano dentro de sus preferencias. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Paavo Järvi podemos señalar fragmentos de Beethoven, Bernstein, Bizet, Brahms, Britten, Bruckner, Chaikovski, Dvorak, Grieg, Mahler, Prokofiev, Schumann, Shostakovich, Sibelius, Richard Strauss y Von Weber.

 

Marc Minkowski

Marc Minkowski

Nació el 4 de octubre de 1962 en París, Francia, en el seno de una familia de procedencia polaca y norteamericana. Minkowski comenzó su formación musical especializándose en el fagot, donde destacó como un consumado virtuoso hasta el punto de que fue requerido por el Clemencic Consort de Viena, el Ricercar Consort, La Chapelle Royale y Les Arts Florissants. Mostrándose como un gran fagotista en la interpretación del período Barroco, Minkowski se mostró también interesado en la dirección orquestal tras su paso por la Escuela Pierre Monteux, institución en donde tuvo como maestro de dirección a Charles Bruck. En 1984, Minkowski dio su primer aldabonazo como director al conquistar el primer premio de la Competición Internacional de Música Antigua celebrado en la localidad belga de Brujas. Ese mismo año, Minkowski fundó el conjunto Les Musiciens du Louvre con el que comenzó una fecunda producción discográfica basada en autores franceses del Barroco. Este conjunto, basado inicialmente en París, se recolocó en la alpina ciudad de Grenoble a partir de 1996. Desde entonces, Minkowski se ha destacado como el mejor especialista de ópera barroca de la actualidad, ampliando también su repertorio con títulos de Gluck, Haendel, Mozart y Offenbach. Habitual en el Festival de Salzburgo y la Ópera de Zurich, Minkowski mantiene también una estrecha colaboración con prestigiosas agrupaciones orquestales europeas de la talla de la Filarmónica de Berlín, Staatskapelle Dresden, Orquesta de París y el Mozarteum de Salzburgo, entre otras. Artista casi exclusivo del sello Deutsche Grammophon, también pueden encontrarse registros antiguos suyos en Erato, Naive y Virgin. Considerado como uno de los directores más prometedores surgidos en la década de los noventa, Marc Minkowski pasa por ser el gran redescubridor de muchos títulos operísticos barrocos franceses que hasta el momento pasaban casi desapercibidos para el público. Con un estilo directo, espontáneo, poco convencional, muy comunicativo y escasamente ortodoxo dentro de los cánones de la dirección orquestal, Minkowski logra una complicidad total por parte de sus músicos y consigue extraer unas excepcionales sonoridades que han sido alabadas por toda la crítica por su pulcritud. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Marc Minkowski podemos señalar fragmentos de BachBerlioz, Bizet, Charpentier, Gluck, Haendel, Haydn, Lully, Monteverdi, Mozart, Offenbach, Purcell, Rameau (magistral vídeo. Una delicia), Rossini, Scarlatti y Vivaldi.

 

Gianandrea Noseda

Gianandrea Noseda

Nació en 1964 en Milán, Italia (nos ha sido del todo imposible determinar la fecha exacta de su nacimiento) y comenzó su formación musical en su ciudad de origen, estudiando piano, composición y dirección en el Conservatorio lombardo. Posteriormente amplió sus estudios de dirección bajo la tutela de Valeri Gergiev, Myung-Whun Chung y Donato Renzetti, logrando el primer galardón en los concursos de dirección celebrados en Douai y Cadaqués en 1994. Durante ese mismo triunfal año, Noseda debutó profesionalmente como director al frente de la Orquesta Sinfónica Giuseppe Verdi de Milán y realizó su primera grabación discográfica con dicha formación un año después. Ya en 1997, Noseda fue requerido por Valeri Gergiev para hacerse cargo del puesto de principal director invitado del Teatro Mariinski de San Petersburgo, siendo el primer maestro no ruso en ejercer tan privilegiada labor. Anteriormente, Noseda accedió a la titularidad de la Orquesta del Cadaqués en 1994 y en la actualidad mantiene dicho cargo junto con el director Jaime Martín. A partir de 1999 y por espacio de cuatro temporadas, Noseda también ejerció como principal director invitado de la Orquesta Filarmónica de Rotterdam. Ya en 2002, Noseda debutó en el Metropolitan de Nueva York y fue designado director titular de la Orquesta Filarmónica de la BBC, puesto que cedió esta misma temporada de 2011/2012 al director español Juanjo Mena para posteriormente ser nombrado director laureado de dicha formación. Desde 2007 Noseda ejerce también como director del Teatro Regio de Turín y como principal director invitado de la Orquesta Filarmónica de Israel. Aclamado por buena parte de la crítica como uno de los más firmes valores tanto en el terreno sinfónico como en el operístico, Gianandrea Noseda es un director deslumbrante y de gestualidad hipnótica que logra ejercer un control absoluto a las formaciones bajo su cargo. Expresivo como muy pocos, Noseda mantiene una estrecha colaboración con el sello discográfico CHANDOS y día de hoy es uno de los directores más cotizados y requeridos del actual firmamento musical. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Gianandrea Noseda podemos señalar fragmentos de Beethoven, Casella, Chaikovski, Dallapiccola, Gounod, Haydn, Holst, Karlowicz, Mahler, Massenet, Mendelssohn, Mozart, Prokofiev, Rachmaninov, Rufinatscha, Schumann y Verdi.

 

George Pehlivanian

George_Pehlivanian

Nació el 20 de abril de 1964 en Beirut, Líbano, en el seno de una familia de origen armenio. Con apenas tres años de edad comenzó sus estudios de piano y violín, ganando el Concurso Nacional de violín a los nueve. Sin embargo, el estallido de la guerra palestina en 1975 a poco acaba con su vida y la de su familia (la vivienda familiar fue destruida en un bombardeo) y por ello se tomó la decisión de partir hacia los EEUU. En Los Angeles, Pehlivanian continuó su formación musical merced a la tutela de los profesores Schoenefeld, Shapiro y Gingold, este último en Bloomington, enclave en donde Pehlivanian comenzó a recibir clases de dirección. Tras haber debutado al frente de la American Symphony Orchestra en 1988 gracias a los oficios de Lorin Maazel, Pehlivanian viajó hasta Siena y Viena para completar su formación como director, obteniendo en 1991 el primer premio en el Concurso Internacional de Dirección de Besançon. Este galardón supuso el aldabonazo definitivo para desarrollar su carrera como director y de esta forma Pehlivanian comenzó a ser requerido como invitado por las más prestigiosas orquestas del mundo. Entre 2005 y 2008, Pehlivanian ejerció como director titular de la Orquesta Filarmónica de Eslovenia y también como principal director invitado de la Ópera de Cagliari. Posteriormente, Pehlivanian ha servido como director invitado en la Deutsche Staatsphilharmonie Rheinland-Pfalz y en la actualidad mantiene un estrecho vínculo con la Orquesta Nacional de España y con la Orquesta Filarmónica de Israel. Pehlivanian, con ciudadanía estadounidense, tiene fijada su actual residencia a caballo entre París y Los Angeles. Director tan emotivo como sincero, George Pehlivanian es uno de los jóvenes maestros más cotizados y requeridos del presente. Su gusto por la programación de obras complejas y de extensos efectivos orquestales, pese a su juventud, le ha otorgado un considerable respeto entre los compañeros de profesión. Con un gesto nervioso que en ocasiones le hace bailar sobre el podio — y a canturrear también — sus ganas de triunfar en España han sido del todo evidentes, puesto que se postuló para dirigir como titular tanto a la Orquesta Sinfónica de RTVE como a la Orquesta Nacional. No contento con ello, aceptó también sustituir a Alain Lombard al frente de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla durante un período de enfermedad de dicho director. Irregular pero reflexivo, toda la crítica coincide en que lo mejor de Pehlivanian está aún por llegar y que su senda musical trascurre por buen camino. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de George Pehlivanian podemos señalar fragmentos de Bartok, Beethoven, Berlioz, Bernstein, Chaikovski, Glinka, Grieg, Khachaturian, Rossini y John Williams.

 

Alan Gilbert

Alan Gilbert

Nació el 23 de febrero de 1967 en Nueva York, EEUU, en el seno de una familia en donde los padres ejercían como violinistas en la Orquesta Filarmónica de Nueva York. De madre japonesa, Gilbert inició su formación musical estudiando violín, viola y piano para más tarde acceder a la Universidad de Harvard y al Curtis Institute, institución esta última en donde comenzó sus estudios de dirección para poco más tarde ingresar en la Juilliard School y asistir también a unos cursos impartidos por Solti. Con una progresión del todo fulgurante y después de haber conquistado algunos importantes certámenes de dirección, en 1993 Gilbert ingresó como asistente de concertino en la Ópera de Santa Fe hasta que en 1995, y por espacio de dos temporadas, ejerció como director asistente en la Orquesta de Cleveland. A partir del año 2000, Gilbert relevó a Paavo Järvi y a Andrew Davis al frente de la Orquesta Filarmónica de Estocolmo, cargo en el que se mantuvo hasta 2008. Paralelamente, entre 2003 y 2007, Gilbert ejerció también como director musical de la Ópera de Santa Fe. Habiendo debutado al frente de la Filarmónica de Nueva York en 2001, Gilbert inició desde entonces una fecunda relación con dicho conjunto orquestal hasta el punto de que en 2009 fue nombrado director musical en sustitución de Lorin Maazel, siendo el primer director nativo de Nueva York en ocupar dicho puesto. Este prestigioso cargo lo alterna, desde 2004, con la dirección en calidad de principal director invitado de la Orquesta de la NDR de Hamburgo. Casado con la violoncelista sueca Kajsa William-Olsson, Gilbert ocupa desde 2009 una cátedra de la prestigiosa Juilliard School. Con un repertorio tan extenso como variado, Alan Gilbert pasa por ser uno de los directores que más logros ha obtenido a pesar de su relativa corta edad. Dotado de una fuerte personalidad y de un carácter muy autoritario, Gilbert se ha mostrado como un gran defensor de la música de su tiempo y ha emprendido numerosas grabaciones discográficas que, sin embargo, no han obtenido el consenso unánime de la crítica especializada. Una buena parte de esta crítica sugiere que Gilbert debería especializarse en un determinado tipo de repertorio para ir paulatinamente ampliando su radio de acción. Tal vez por este motivo, a Gilbert siempre se le ha censurado cierta opacidad musical. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Alan Gilbert podemos señalar fragmentos de Beethoven, Bernstein, Brahms, Chaikovski, Khachaturian, Mahler, Marsalis, Martinu, Mozart y Rachmaninov.

 

Vladimir Jurowski

Vladimir Jurowski

Nació el 4 de abril de 1972 en Moscú, antigua Unión Soviética, en el seno de una familia en donde el padre, Mikhail Jurowski, es un conocido director de orquesta. Vladimir comenzó sus estudios musicales en el Conservatorio de Moscú hasta que en 1990 se trasladó hasta Alemania para estudiar dirección con Rolf Reuter y entrenamiento vocal con Semion Skigin, participando un año después en los cursos de dirección impartidos por Sir Colin Davis. En 1995, Jurowski debutó como director operístico en Irlanda para un año más tarde presentarse en el Covent Garden. Ese mismo año empezó a ejercer como asistente del malogrado Yakov Kreizberg en la Ópera Cómica de Berlín, cargo que mantuvo hasta 2001 y que alternó como principal director invitado de la Ópera de Bolonia entre 2000 y 2003. Finalizado este compromiso, Jurowski fue contratado como principal director invitado de la Orquesta Filarmónica de Londres y de la Orquesta Nacional de Rusia, amén de colaborar estrechamente con la Orquesta del Siglo de las Luces. Un año más tarde declinó la propuesta de hacerse cargo de la Ópera Nacional de Gales ya que se empezó a rumorear su próxima contratación como director titular de la Filarmónica de Londres, cargo que finalmente se confirmó en 2007 al suceder a Kurt Masur. Jurowski ejerce en la actualidad esta labor complementándola con la dirección del Festival de Glyndebourne desde 2001. Con una especial vinculación a la Orquesta de Filadelfia, Jurowski fue galardonado en 2007 con el título de Director del Año por la Royal Philharmonic Society y en la actualidad mantiene su residencia en Berlín. Con una trayectoria que sólo se puede calificar como de meteórica, Vladimir Jurowski es un director aclamado allá por donde actúa. Dotado de un talento nada habitual para su corta edad, Jurowski posee un estilo de dirección amplio y firme, con una eficaz técnica de batuta y un juego acoplado de manos que proyecta una gran seguridad sobre el podio. Director del todo ecléctico a la hora de elegir su repertorio, Jurowski se caracteriza por programar obras poco conocidas por el gran público y por llevar a cabo una muy interesante labor discográfica. Actualmente, Jurowski es uno de los jóvenes directores con mayor proyección en el panorama internacional. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Vladimir Jurowski podemos señalar fragmentos de Bach, Beethoven, Britten, Chaikovski, Haendel, Humperdinck, Mahler, Messiaen, Mozart, Ravel, Rossini, Shostakovich, Johann Strauss, Richard Strauss, Stravinski y Verdi.

 

Yannick Nézet-Séguin

Yannick Nézet-Séguin

Nació el 6 de marzo de 1975 en Montreal, Canadá, en el seno de una familia cuyos progenitores eran profesores universitarios. Su primera formación musical la recibió en el Conservatorio de Quebec, institución en donde estudió piano con Anisi Campos, para posteriormente acceder al Westminster Choir College de Princeton, Nueva Jersey, para estudiar dirección de orquesta y coral bajo la tutela de Joseph Flummerfelt. Ya en 1994, Nézet-Séguin siguió durante un año los cursos impartidos por Carlo Maria Giulini hasta ser nombrado director del Coro Polifónico de Montreal. Un año más tarde, Nézet-Séguin accedió al mismo cargo en Laval y allí fundó La Chapelle de Montreal, conjunto dedicado a la música vocal e instrumental. Entre 1998 y 2002, Nézet-Séguin ejerció como director de coro en la Ópera de Montreal, cargo que alternó desde 2000 con la dirección de la Orquesta Metropolitana de Montreal. En 2008, y luego de haber ejercido durante un año como principal director invitado de la Orquesta Filarmónica de Rotterdam, pasó a ser su director titular en relevo de Valeri Gergiev, cargo que aún mantiene. Ese mismo año, Nézet-Séguin también se comprometió como principal director invitado de la Orquesta Filarmónica de Londres. Con todo, la impresionante ascensión artística de Nézet-Séguin se confirmó en 2009, cuando con apenas 34 años de edad fue anunciado como nuevo director titular de la Orquesta de Filadelfia — una de las Big Five norteamericanas — a partir de este mismo año de 2012. Considerado por la crítica como uno de los más precoces talentos de su generación, el estilo de Nézet-Séguin se caracteriza por la minuciosidad interpretativa y el refinamiento sonoro que sabe extraer de las orquestas a las que dirige. Dotado de un oído prodigioso y de un amplio repertorio, Nézet-Séguin presenta una firme técnica de batuta y una gesticulación nerviosa que le sirve para compensar su corta estatura sobre el podio (suele pasear sobre el mismo). Yannick Nézet-Séguin ha ejercido también como pianista acompañante y su producción discográfica es del todo amplia teniendo en cuenta su edad. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Yannick Nézet-Séguin podemos señalar fragmentos de Berlioz, Bizet, Bruckner, Chaikovski, Gounod, Mahler, Mozart, Prokofiev, Ravel, Schmitt y Villa-Lobos.

 

Daniel Harding

Daniel Harding

Nació el 31 de agosto de 1975 en Oxford, Inglaterra, y comenzó sus estudios musicales de trompeta en la Escuela de Música de Chetham, logrando acceder en calidad de trompetista a la Joven Orquesta Nacional con apenas trece años. Su iniciación como director de orquesta fue un tanto curiosa: A los diecisiete años, Harding grabó una versión de una obra de Schönberg con un grupo de amigos y envió la cinta a Simon Rattle. Tras escucharla, Rattle contrató a Harding como asistente de la Orquesta Ciudad de Birmingham para la temporada de 1993-1994. Tras este episodio, Harding decidió ingresar en la Universidad de Harvard hasta que en 1996 Claudio Abbado le nombró su asistente en la Orquesta Filarmónica de Berlín. Con solo 21 años cumplidos, Harding debutó al frente de la formación berlinesa (algo insólito) y también se presentó en los Proms londinenses, siendo el director más joven de la historia en hacerlo (a esa edad de 21 años muchos jóvenes no han terminado aún su formación musical básica previa a iniciar estudios de dirección. Por otra parte, Harding nunca recibió clases de dirección de una manera formal). En 1997, Harding fue nombrado director titular de la Orquesta Sinfónica de Trondheim hasta el año 2000 para a continuación ponerse al frente de la Deutsche Kammerphilharmonie de Bremen durante tres temporadas. Ya desde 2003, Harding ejerce como director titular de la Joven Orquesta Gustav Mahler y desde 2007 alterna dicho cargo con la titularidad de la Orquesta Sinfónica de la Radio Sueca. Por si esto no fuera poco, Harding también se ha desempeñado como principal director invitado de la London Symphony y en 2005 fue el encargado de dirigir la función inaugural de La Scala de Milán. Padre de dos hijos y divorciado de la violista Béatrice Muthelet (este chico parece dispuesto en completar fases de su vida a una velocidad de vértigo), Harding es también un apasionado seguidor del Manchester United. Con solo 36 años de edad, Daniel Harding ha pasado de convertirse en una gran promesa a ser uno de los directores más requeridos de la actualidad. Verdadero fenómeno mediático allí donde actúa, su fulgurante trayectoria sólo es comparable a la de su colega venezolano Gustavo Dudamel. No parece una mera casualidad que maestros de la talla de Sir Simon Rattle o Claudio Abbado hayan alabado las virtudes de un joven director que ha provocado el unánime reconocimiento de la crítica por su frescura interpretativa y por la desbordante imaginación de sus versiones. En 2009, el nombre de Harding sonó con fuerza como posible candidato a ocupar la dirección del Teatro Real de Madrid aunque finalmente dicha pretensión no se llevó a cabo. A juicio de muchos, Daniel Harding está llamado a ocupar el trono de la dirección orquestal en las próximas décadas. Como ejemplos interpretativos y grabaciones de Daniel Harding podemos señalar fragmentos de Bartok, Beethoven, Bellini, Brahms, Britten, Haydn, Mahler, Mendelssohn, Messiaen, Mozart, Rossini, Schumann, Richard Strauss y Verdi.