En mi último post hacía referencia a la pobre gestión del equipo de comunicación de Mariano Rajoy en su entrevista radial. Hoy me referiré a Esperanza Aguirre que evidentemente está en las antípodas de su jefe. La señora Aguirre anunció el lunes pasado al finalizar un acto que padece de un cáncer de mama en fase 1. Más allá que desde el plano político me encuentro muy lejos de su pensamiento le deseo, como a cualquier congénere, su restablecimiento pronto y sin consecuencias pues una cosa no quita la otra.

Se puede decir muchas cosas de Esperanza Aguirre pero hay que reconocer que su accionar político no deja a nadie indiferente y hace que siempre se encuentre en boca de todos, partidarios y adversarios. Sus eternas desavenencias con Alberto Ruiz Gallardón, sus planteos a la dirección nacional del PP y sus opiniones a contrapelo o no, de lo que opinen sus correligionarios sobre determinados temas, han hecho que la Presidenta de la Comunidad de Madrid se haya ganado a pulmón un lugar en la política de España. Ha tenido la habilidad asesorada por su equipo de llevar la delantera en temas que la podrían haber cubierto de lodo como cuando sin inmutarse aseguró que gracias a ella “se había destapado el caso Gurtel”.

Como los delanteros de futbol que triunfan, siempre está un centímetro antes para pensar la jugada, definirla y hacer ese movimiento que deja a sus compañeros y adversarios con la boca abierta. Pero volviendo a su último acto, nadie podría dudar de la veracidad de la revelación pero vale la pena analizar la puesta en escena y sus consecuencias. Lo anuncia al final de un acto de gobierno, como quien se ha olvidado de decir algo y restando trascendencia a sus dichos. Remata su declaración aconsejando a las mujeres sobre la conveniencia de realizar estudios de prevención con un doble objetivo de potenciar las bondades del sistema público de sanidad de la comunidad y paralelamente congraciarse con sus votantes femeninos (franja 40 a 70 años). Como corolario su intervención quirúrgica se realiza en un hospital público. La oportunidad del anuncio a tres meses de las autonómicas donde repetirá como candidata no podría ser más “oportuna”.

La noticia ha sido portada de todos los periódicos de alcance nacional con titulares de idéntico tamaño que el de otras noticias mas desgarradoras que en estos tiempos ocurren en el resto del mundo. Todo el arco político le ha mandado mensajes (incluida la Casa real) y ha obligado a partidarios y oposición hacer un comentarios alusivo en sus exposiciones a los medios. Las redes sociales han recepcionado la noticia siendo según las mediciones mas serias el tema más comentado el día lunes. Como todo acto no espontáneo las consecuencias políticas serán de gran calado para propios y ajenos a saber:

Si la oposición tenía una hoja de ruta para su campaña a esta hora estarán pensando en una nueva estrategia.

Esa estrategia tendrá que discurrir por caminos que no incluyan el ataque personal, so pena de convertirla en mártir. El lenguaje a utilizar en la campaña tendrá que ser lo suficientemente claro para no alentar interpretaciones capciosas.

En el plano interno de su partido su ya destacado poder se verá acrecentado y se convertirá aun más en vocero off the record.

Alguno podrá pensar que estoy exagerando pero estoy convencido que si algo caracteriza a la señora Aguirre es no dejar nada librado a la improvisación y calcular cada uno de sus pasos como si fuera un maestro de ajedrez.

Un abrazo y buen fin de semana

THENIGGER