Sólo de trompa arranque 5 Chaikovski

 En el enlace al vídeo que hoy os ofrezco podemos escuchar uno de los mejores fragmentos sinfónicos de Chaikovski, el Andante cantabile con alcuna licenza de la Sinfonía nº5, en versión de Evgeny Mravinski y la Orquesta Filarmónica de Leningrado. Por desgracia, en el vídeo sólo tenemos un fragmento del mismo — el vídeo se corta sin solución de continuidad — pero nos basta para nuestros propósitos. (Para escucharlo entero, aquí tenéis otro enlace, solapado en dos vídeos, por la Orquesta Sinfónica de Falcón dirigida por el maestro Manuel López Gómez). Para muchos especialistas, posiblemente este sea el movimiento sinfónico más inspirado de Chaikovski, una pieza repleta de melancolía, dolor y condescendencia ante una situación personal del compositor harto difícil. En próximos días, iremos contando la biografía del compositor ruso en otro apartado de este bar de copas virtual y, por lo tanto, hemos creído conveniente dedicar el guiño musical de hoy a su figura.

 Poco podemos añadir a lo que representó el inolvidable maestro Mravinski en la historia de la interpretación musical. De hecho, tras el parón de este blog en septiembre, dedicaremos una entrada al director ruso en un nuevo apartado que versará sobre los más grandes directores de orquesta. Mravinski tuvo, entre otras virtudes, la de saber transmitir con total sinceridad la música de los principales compositores de Rusia, descartando excesos y grandilocuencias muy propias de otros maestros para quienes la música no es sino un vehículo de transmisión de sus particularísimos egos. Mravinski descarta cualquier ficticio añadido en sus interpretaciones: Fue un director sincero, valiente, únicamente preocupado por exponer la máxima credibilidad de la partitura a la que se enfrentaba. La música era lo único importante. Sus formas de dirigir, secas, robustas y quizás aburridas desde un punto de vista banalmente prosaico, transmiten la verdad — y nada más que la verdad — que encierra el testimonio del compositor. Para ello, Mravinski se apoyó en una de las mejores formaciones sinfónicas de todos los tiempos, la portentosa Orquesta Filarmónica de Leningrado (Hoy, de San Petersburgo), agrupación con la que mantuvo una vinculación como titular que sobrepasó los 40 años.

 Estrenada en San Petersburgo el 5 de noviembre de 1888 bajo la dirección del autor, la Quinta Sinfonía de Chaikovski no representó la obra más querida por su autor, quien tuvo enormes dificultades para escribirla: –“Me parece que no tengo la facilidad de antes, ni una disposición permanente de material musical” — declaró Chaikovski en una carta dirigida a su particular mecenas, la condesa Von Meck. De hecho, la sinfonía fue durísimamente criticada por la prensa tras su estreno, circunstancia que motivó aún más la poca estima del compositor hacia su obra. Sin embargo, en 1889, Chaikovski volvió a dirigirla en Hamburgo durante una gira de conciertos y el éxito fue abrumador (Dicen que Brahms, quien se hallaba presente en la sala, se quedó anonadado, precisamente con este segundo movimiento). El tema del destino, ya expuesto en la precedente Sinfonía nº4, es descrito de forma generalizada en esta sinfonía: El tema pasa igualmente, bajo diversos aspectos, a través de los cuatro movimientos de la sinfonía.

 Después de un trascendente comienzo en la cuerda grave, la trompa solista canta una larga melodía patética para, a continuación, entrar en un diálogo más calmado con el óboe. Un nuevo motivo es expuesto por el mismo instrumento y es inmediatamente respondido por la cuerda y por toda la orquesta. En la parte central, el clarinete eleva una melodía dulce, graciosa y melancólica que se complementa con adornos en forma de trinos. Sin embargo, el clima se va ensombreciendo y el tema cíclico es cantado en fortissimo por las trompetas. La coda presenta unos colores más sombríos en forma de trombones, aunque el movimiento concluye de una forma inesperadamente serena. Para quien esto escribe, este es el mejor movimiento sinfónico de Chaikovski y una de las piezas más prodigiosas de la música romántica. Espero que os guste tanto como a mí. Disfrutadlo.