Myung-Whun Chung

Myung-Whun Chung

 Myung-Whun Chung nació el 22 de enero de 1953 en Seúl

Sinfonías 1&2 & Conciertos

En 1989, Pierre Bergé, un hombre que había llegado desde el mundo de la alta costura hasta la intendencia de la nueva Ópera de La Bastilla de París, decide iniciar su mandato rescindiendo unilateralmente el contrato de Daniel Barenboim con la recién creada institución. El cargo cae en manos de un semi-desconocido director de orquesta surcoreano, Myung-Whun Chung, un hombre al que se le solía asociar más por ser hermano de unas destacadas instrumentistas de arco que por sus propios méritos. En apenas dos años, Chung pasa del anonimato al reconocimiento unánime de público y crítica por su excepcional labor al frente de dicha institución. Sin embargo, en 1994 se produce un cambio de administración en el Ministerio de Cultura Francés que provoca la llegada de Hughes Gall como nuevo director general de la Ópera de La Bastilla. Hughes revisa los honorarios anuales de Chung — unos 400.000 euros más bonificaciones por cada representación — y decide hacerle una oferta de renovación a la baja que Chung no acepta. La situación sube de tono hasta el extremo de que a Chung se le prohíbe acceder al recinto en octubre de 1994, con lo que el maestro surcoreano decide demandar a La Bastilla por incumplimiento de contrato. El Estado Francés es condenado por la justicia a pagar 1.200.000 euros en caso de incumplimiento de contrato. Chung se reincorpora a su puesto en medio de unas relaciones tormentosas. Finalmente, en 1995, Gall consigue destituir a Chung de su puesto en París y decide nombrar al americano James Conlon como sustituto. Las malas lenguas dicen que, detrás de toda esta disputa, se escondía la figura de Daniel Barenboim.

Myung-Whun Chung nació el 22 de enero de 1953 en Seúl, Corea del Sur, en el seno de una familia de músicos en los que dos de sus hermanas, Kyung y Myung-Wha, son también afamadas instrumentistas de arco (violinista y violoncelista, respectivamente). Chung comenzó su formación musical con apenas cuatro años de edad con tales progresos que tres años más tarde debutó como pianista con la Orquesta Filarmónica de Seúl. Poco después, Chung partió para los EEUU para estudiar en la Mannes School de Nueva York bajo las órdenes de la pianista Nadia Rosenberger y del profesor de dirección Carl Bamberger. Habiéndose graduado en 1975, Chung accedió ese mismo año a la Juilliard School para completar su formación por un período de tres años luego de haber conquistado un meritorio segundo puesto en el Concurso Chaikovski de Moscú y de haber obtenido una mención especial en el Concurso Internacional de Leeds. Si bien Chung debutó como director en 1971 al frente de la Orquesta Sinfónica de Corea, en 1976 fue nombrado director de la Orquesta Juvenil de Nueva York y poco después de la Orquesta de la Juilliard School. Su carrera internacional comenzó a partir de 1978, cuando Carlo Maria Giulini lo reclutó como su asistente en la Orquesta Filarmónica de Los Angeles. Allí permaneció hasta 1984, año en el que Chung releva a Hans Zender al frente de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Saarbrücken, cargo que ocupa hasta 1990. Tras haber debutado en el Metropolitan y en París, Chung se revela como un excelente director tanto operístico como de concierto y las invitaciones para dirigir como invitado a las más prestigiosas formaciones del mundo no paran de llegarle. Entre 1987 y 1992, Chung ejerce también como principal director invitado del Teatro Comunal de Florencia.

En 1989, el nombre de Chung ocupó las primeras páginas de la prensa mundial al ser designado director de la Ópera de la Bastilla de París. Sus éxitos allí fueron tales que no tardó en ser condecorado como miembro de la Legión de Honor Francesa. Sin embargo, en una decisión que resultó del todo escandalosa, Chung fue cesado de su cargo en París en 1995 por el nuevo director general de La Bastilla, Hughes Gall. Ya en 1997, Chung ejerció como director musical de la Orquesta de Santa Cecilia de Roma por un período de ocho años, alternando dicho cargo desde 2000 con la titularidad de la Orquesta Filarmónica de Radio Francia, en relevo de Marek Janowski, puesto que aún ocupa, y con la creación de la Orquesta Filarmónica de Asia. También, desde 2001, Chung es consejero musical de la Orquesta Filarmónica de Tokio, cargo que compagina, desde 2005, con la titularidad de la Orquesta Filarmónica de Seúl. Director comprometido con todo tipo de programas dedicados a la prevención sobre el consumo de drogas, Chung fue nombrado Hombre del Año en 1995 por la UNESCO y ejerce como Embajador Cultural Honorario del gobierno de la República de Corea del Sur. Con la firma de un contrato en abril de 2011 con el sello Deutsche Grammophon, Chung ha conseguido que la Orquesta Filarmónica de Seúl sea la primera entidad asiática en grabar para tan prestigioso sello. Maestro solidario como pocos, Chung decidió donar en su totalidad un premio concedido por la compañía Samsung (unos 90.000 euros) a la Cruz Roja surcoreana para aliviar la hambruna que asolaba a la vecina Corea del Norte.

Portentoso pianista y aclamado director tanto de ópera como de concierto, Myung-Whun Chung es posiblemente la mayor figura de la dirección orquestal, junto con Seiji Ozawa, surgida nunca en Asia. Poseedor de una extraordinaria técnica de batuta, Chung se ha destacado por obtener un fabuloso nivel artístico en todas y cada una de las orquestas con las que ha colaborado. Director muy estimado por los profesores orquestales, sus lecturas tienen como denominador común un elevado y claro sentido de la arquitectura sonora, un fraseo elocuente y una gran capacidad para los contrastes dinámicos y rítmicos. Su repertorio es del todo extenso y demuestra una especial predilección por la obra de Nielsen y de Messiaen. Por contra, su integral sinfónica de Mahler para el sello DG ha suscitado fuertes controversias por su presunta irregularidad. En muchas ocasiones, ha acompañado a sus dos hermanas al piano en la ejecución de conciertos de cámara. Comprometido con el medio ambiente y con los programas de educación social, su figura ha trascendido en muchas ocasiones el mero ámbito artístico.

De entre la producción discográfica debida a Myung-Whun Chung podemos mencionar las siguientes grabaciones (advertimos que los distintos enlaces que vienen a continuación no tienen porqué corresponderse necesariamente con la versión citada pero sí con la obra mencionada): Concierto para piano nº3 de Bartok, junto a Yeol-Eum Son y dirigiendo la Filarmónica de Seúl (vídeo de referencia desconocida); Sinfonías nº5 y 6 de Beethoven dirigiendo la Filarmónica de Seúl y la Sinfónica de Saarbrücken (vídeos de referencia desconocida); Obertura Leonora nº3 de Beethoven dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la Radiodifusión de Seúl (vídeo de referencia desconocida); La condenación de Fausto de Berlioz, junto a Lewis, Von Otter, Terfel y Von Halem, y dirigiendo la Philharmonia Orchestra (DG 453500); Carmen de Bizet, junto a Terfel, Bocelli, Domashenko y Mei, y dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Radio Francia (DECCA 1400202); Sinfonía nº4 de Brahms dirigiendo la Orquesta Sinfónica de Corea (vídeo de referencia desconocida); Sinfonía nº9 de Bruckner dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Radio Francia (vídeo de referencia desconocida); Sinfonías nº4 y nº6 de Chaikovski dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Radio Francia (vídeos de referencia desconocida); El mar de Debussy dirigiendo la Filarmónica de Seúl (vídeo de referencia desconocida); selección de Sinfonías de Dvorak dirigiendo la Filarmónica de Viena (DG 469046); Sinfonías nº4 y 9 de Mahler dirigiendo la Filarmónica de Tokio y la NHK de Tokio (vídeos de referencia desconocida); Sinfonía Turangalila de Messiaen dirigiendo la Orquesta de la Ópera de La Bastilla (DG 431781); Concierto para flauta y arpa de Mozart, junto a Gloria Park y dirigiendo la Filarmónica de Seúl (vídeo de referencia desconocida); selección de obras orquestales de Ravel dirigiendo la Orquesta Filarmónica de Radio Francia (DG 4775706); Stabat Mater de Rossini, junto a Bartoli, Giménez, Scvandiuzzi y Orgonasova, y dirigiendo la Filarmónica de Viena (DG 449178); Sinfonía nº3 de Saint-Saëns dirigiendo la Orquesta de la Ópera de La Bastilla (DG 4358542); Sinfonía nº5 de Shostakovich dirigiendo la Filarmónica de Tokio (vídeo de referencia desconocida); y, finalmente, Obertura de La forza del destino de Verdi dirigiendo la Orquesta de Santa Cecilia de Roma (DG 471566). Nuestro humilde homenaje a este gran director de orquesta.