Cantata BWV 140 “Zion hoert die Waechter singen”

Escuchad con atención esta pieza que hoy os dejo en el enlace. Se trata de uno de los fragmentos más bellos y conmovedores que haya escrito nunca Johann Sebastian Bach, la célebre coral de la Cantata BWV 140, Wachet auf, uns ruft die Stimme,Despertad, nos llama la voz –interpretada por Peter Schreier como tenor y la Orquesta Bach de Munich dirigida por Karl Richter.

Si observamos la partitura, está simplemente escrita para violines primeros, segundos y violas, al unísono, tenor y continuo. Pero la amplitud musical nos parece tan amplia, con indicaciones dinámicas de sonido en la propia partitura, que da la sensación de que estamos ante una gran formación orquestal. En compás de 4/4, la bellísima melodía de la cuerda da paso a la entrada del tenor en el compás 14 — Zion hoert die Waechter singen — en un magnífico y sensacional acoplamiento sonoro. La pieza es un esperanzador cántico de esperanza sobre la futura resurrección de los muertos a una vida eterna y prueba el altísimo compromiso religioso que siempre tuvo el maestro de Eisenach a la hora de componer sus obras.

 La Cantata BWV140 fue escrita en 1731, periodo en el que Bach se encontraba ya dirigiendo el Collegium Musicum de Leipzig, aparte de su labor como Kantor en la Iglesia de Santo Tomás. Al parecer sólo fue interpretada un par de veces en vida del compositor, la primera el 25 de noviembre de 1731 y la segunda en 1742, aunque esta última audición la ponen en entredicho algunos expertos. La obra está compuesta para ser ejecutada el domingo 27  después de la Trinidad, según el Leccionario Común, y ello se corresponde con los primeros domingos del Adviento, aspecto por el que conocemos casi de manera exacta la fecha de su composición dadas las peculiaridades del sistema luterano de aquellos años. La cantata está basada en el texto de la Parábola de las diez vírgenes (Mt 25, 1-13) y muchos de sus fragmentos, especialmente este coral, son verdaderos himnos luteranos que aún se cantan hoy en día en las principales iglesias protestantes alemanas. Bach transcribió posteriormente esta coral para órgano (BWV 645) y fue publicada junto con otras cinco transcripciones.

 La versión que os he dejado como enlace más arriba es esencialmente romántica y se corresponde con las antiguas formas de interpretar a Bach que hoy en día nos pueden resultar un tanto pesantes, aunque no por ello dejan de ser versiones muy recomendables. Una interpretación más moderna y ligera se relaciona con esta otra versión de Ton Koopman y la Orquesta de Instrumentos Antiguos. El único tenor de la anterior versión aquí se materializa en una línea coral de tenores. Es la misma y sensacional música interpretada bajo patrones muy diferentes de concepto, si bien esta nueva versión se aproxima más a lo que Bach realmente escribió. De cualquier manera, la belleza de esta inolvidable música trasciende a las formas de interpretación, pero eso no es sino una opinión personal. Disfrutad con esta música en cualquiera de sus lecturas.

Según me relató mi ya fallecido tío Federico, esta breve pieza se interpretó en Madrid durante el primer concierto ofrecido por la Orquesta Nacional de España después del fallecimiento de su por entonces director titular, el llorado Ataúlfo Argenta, posiblemente el mejor director de orquesta español de todos los tiempos. La orquesta, en pie, al igual que el público, compuso una de las escenas más emotivas de la historia musical española.

Si os gusta la Cantata BWV 140 espero que compartáis con amigos.